martes, 20 de junio de 2017

ORACIÓN A LA BANDERA

 


 

Quédate en el cielo, amor,
no bajes.
Aquí abajo, los grises
son tan grises
que, de algún modo gris,
van a ultrajarte.
seguir leyendo...

ORACIÓN A LA BANDERA



ORACIÓN A LA BANDERA


Quédate en el cielo, amor,
no bajes.
Aquí abajo, los grises
son tan grises
que, de algún modo gris,
van a ultrajarte.


Y sos tan linda allá,
tan nomeolvides,
-simple ademán de madre
por el aire-
que si caes, amor,
con la ternura
con que caen las hojas
de los árboles;
si llegas a caer,
acaso nunca
vuelvas a ser tan cielo
ni tan madre.

Déjanos a nosotros,
los humildes,
los que nunca te usamos
ni abusamos de tu inmenso
silencio planetario,
que cuidemos la altura
donde habitas,
celestemente hermosa,
como el aire.

Déjanos a nosotros.
De los otros,
es piadoso no hablarte.

Armando Tejada Gómez





sábado, 17 de junio de 2017

BOMBARDEO A PLAZA DE MAYO

A 62 del bombardeo a Plaza de Mayo y Casa de Gobierno

16 de junio de 1955

Aquel 16 de junio, Perón llegó como todos los días muy temprano a la Casa Rosada. Empezó el día recibiendo al director de la SIDE, general de brigada Carlos Benito Jáuregui. Las noticias que traía el jefe de los espías eran preocupantes pero no estaban confirmadas. Perón decidió continuar con su actividad diaria y estar alerta a cualquier aviso. Al terminar la reunión y mientras esperaba al embajador de los Estados Unidos Albert Nufer, miró con cierto desgano la agenda oficial, sabiendo que según le anticipó Jáuregui todo podía cambiar de un momento a otro.



a la casa de gobierno

Dudaba todavía cuando llegó el embajador y comenzó una cordial entrevista. A eso de las nueve de la mañana, fueron interrumpidos, un poco intempestivamente, por el general Lucero, quien ingresó pidiendo disculpas con un marcado gesto de preocupación. Perón sabía que estaba programado un desfile aéreo en desagravio a la bandera nacional y a la memoria del Libertador José de San Martín por los destrozos producidos en la Catedral donde descansan sus restos. Pero Lucero estaba en condiciones de confirmar las sospechas del director de la SIDE: ese desfile podía ser aprovechado para bombardear la Casa de Gobierno y a su principal ocupante. Convenció al presidente de que se trasladara a su despacho en el Ministerio de Guerra, cruzando la avenida Paseo Colón.
Desde su nueva ubicación, a las 12.40 en punto, Perón pudo escuchar el sonido inconfundible de aviones de combate. Luego supo que eran los Avro Lincoln y Catalinas de la escuadrilla de patrulleros Espora de la Aviación Naval, coordinados por el almirante Samuel Toranzo Calderón y comandados por el capitán de navío Enrique Noriega. Era un ruido inesperado, nuevo en Buenos Aires que se estrenaba como la primera capital de Sudamérica en ser bombardeada desde el aire por sus propias fuerzas armadas, curiosamente por la Marina.
El plan de los golpistas era exhaustivo:
“1º El bombardeo de la Casa de Gobierno, donde se presumía estaría el presidente.
2º El copamiento por parte de civiles de edificios públicos y emisoras radiales.
3º El alzamiento de las unidades de Entre Ríos a las órdenes del general León Bengoa.
4º La movilización de las unidades de la Escuela de Artillería y de Aviación de Córdoba.
5º El alzamiento de la base naval de Puerto Belgrano; y
7º El despliegue de unidades de Infantería de Marina que atacarían por tierra posesionándose de edificios públicos y otras unidades de Ejército.” 1

Los aviones atacantes llevaban pintadas en sus colas una “V” y una cruz, que señalaban “Cristo Vence”. En la Plaza, además de los apurados transeúntes, había algunas familias que se disponían a presenciar el desfile aéreo. Nunca imaginaron que la parada militar tuviera un carácter tan realista.

Las primeras bombas cayeron a pocos metros de la Pirámide. Sobre la Casa Rosada cayeron en total 29 bombas, de entre cincuenta y cien kilos cada una. Otra de ellas destrozó un trolebús repleto de pasajeros.
Al enterarse de los hechos, la CGT convocó a la Plaza a defender a Perón. El General trató de parar la movilización; desde su puesto de comando en el Ministerio de Guerra, le ordenó al mayor Cialceta que le pidiera a la CGT que no movilizara a los trabajadores para evitar víctimas, pero ya era demasiado tarde. Perón tenía claro algo que los dirigentes cegetistas parecían no ver. Sabía que los atacantes, lejos de conmoverse por la barrera humana, dispararían criminalmente sobre la multitud sin la menor contemplación.
A la tarde eran cientos los descamisados reunidos para defender su gobierno en la histórica plaza, cuando una nueva oleada de aviones espantó a las desconcertadas palomas y arrojó su mortífera carga de nueve toneladas y media de explosivos sobre la multitud.
En la Plaza de Mayo y sus alrededores quedaron los cuerpos de 355 civiles muertos, y los hospitales colapsaron por los más de 600 heridos. Se había perpetrado el peor ataque terrorista de la historia argentina. Sus autores eran “respetables” militares y civiles que se frotaban las manos imaginándose el triunfo de un golpe militar que devolvería a la “negrada”, a los “cabecitas”, a los lugares de los que nunca, según ellos entendían,  debieron haber salido.
Entre los autores intelectuales de aquel horror, había varios civiles, unidos no precisamente por el amor sino por el espanto que estaban dispuestos a provocar. Algunos de ellos eran el socialdemócrata Américo Ghioldi, el radical unionista Miguel Ángel Zavala Ortiz, el conservador Oscar Vichi y los nacionalistas católicos Mario Amadeo y Luis María de Pablo Pardo, miembros fantasmales de una hipotética junta de gobierno cívico-militar.
En el Ministerio de Marina, que había sido el cuartel general de los golpistas, uno de los líderes de aquella “revolución”, el vicealmirante de infantería Benjamín Gargiulo, decidió pegarse un tiro, mientras que otro de los conspiradores, el almirante Aníbal Olivieri, observaba por las ventanas cómo avanzaban sobre el edificio columnas de trabajadores enardecidos y decididos a vengar a sus compañeros asesinados. El marino tomó el teléfono aterrado y llamó al ministro de Guerra, el general Lucero, y le dijo: “Intervenga. Mande hombres. Nos rendimos, pero evite que la muchedumbre armada y enfurecida penetre en el edificio del Ministerio”. 2 Junto a Olivieri estaban sus colaboradores más cercanos, los tenientes Emilio Eduardo Massera y Horacio Mayorga, de triste futuro.
Otro almirante y responsable directo de la masacre de Plaza de Mayo, Samuel Toranzo Calderón, fue degradado y condenado a prisión por tiempo indeterminado. Al almirante Olivieri se lo destituyó y condenó a un año y seis meses de “prisión menor”. Su defensor en el juicio fue el contralmirante Isaac Francisco Rojas. Otros once oficiales fueron condenados a reclusión por tiempo indeterminado. Pero el tiempo estaba determinado y todos serían liberados, junto con sus cómplices, por los “libertadores”.
La versión de los asesinos barre con toda capacidad de asombro. Un volante de la “Marina de Guerra en operaciones”, titulado increíblemente “Responsabilidad de Perón y la CGT en la matanza de Plaza de Mayo”, decía: “Comparando los acontecimientos con las declaraciones del propio Perón, es fácil determinar quiénes son los culpables de la matanza de civiles, durante los bombardeos de la Marina de Guerra. La Marina de Guerra se sublevó, enviando al Gobierno un ultimátum de rendición. Al rechazar ese ultimátum y apelar al Ejército, el Gobierno se colocaba en actitud beligerante. Desde ese momento dos fuerzas militares lucharían. Perón sabía que la Marina no salía a “desfilar”, sino a combatir a muerte. ¿Por qué motivo, entonces, Perón permitió que la CGT, con criminal inconsciencia, convocara al Pueblo a Plaza de Mayo…? ¿Cómo es posible que un jefe de Estado, sabiendo que su Sede sería bombardeada, no tratara inmediatamente de evacuar la población civil…? ¿Cómo es posible que los dirigentes de la CGT hayan sido tan criminales como para llevar a la gente al matadero, sabiendo que con palos no se puede hacer frente a aviones ni a ametralladoras…? Perón mismo lo ha dicho: Nosotros tuvimos conocimiento de la rebelión y de sus planes unas horas antes… ¡Y conociendo la rebelión y los planes de bombardeo, Perón hace que la CGT convoca a su querido “pueblo” a Plaza de Mayo para ser quemado! Una sola cosa explica esta infamia: Perón creyó que a la vista del Pueblo, la Marina de Guerra desistiría de sus propósitos. Es decir, que una vez más, Perón utilizó a los trabajadores como escudo de sus designios…”
Si hasta aquí el lector se quedó sin palabras, prepárese para lo que viene: “Si los radicales o ‘los clericales’ hubieran invadido la Casa de Gobierno, Perón hubiera tenido derecho a convocar a la CGT: hubieran sido dos fuerzas civiles combatiendo en igualdad de condiciones. Pero, desarrollándose la lucha entre fuerzas militares, convocar al pueblo indefenso al teatro de las operaciones ¡¡Es criminal, infame, cobarde y ruin!! Y la CGT que se prestó para esa carnicería es, conjuntamente con Perón, responsable de esa canallada ante la clase trabajadora. No lo olvidará jamás el Pueblo…3
Tras concretar su masacre, 110 tripulantes, entre ellos varios civiles como Zavala Ortiz, llegaban a Montevideo a bordo de los 39 aviones con los cuales habían perpetrado la masacre. Estos hombres, que habían demostrado su total desprecio por la vida humana ametrallando a columnas enteras de trabajadores, recordaron repentinamente en la Banda Oriental que existían los derechos humanos, particularmente el de asilo.
Perón habló esa noche por la cadena nacional de radio y televisión. En los pocos televisores que había en la Argentina se pudo ver a un Perón desencajado, dolido, que decía: “lo más indignante es que hayan tirado a mansalva contra el pueblo. […] Nosotros, como pueblo civilizado, no podemos tomar medidas que sean aconsejadas por la pasión, sino por la reflexión […]. Para no ser criminales como ellos, les pido que estén tranquilos; que cada uno vaya a su casa […]. Les pido que refrenen su propia ira; que se muerdan, como me muerdo yo en estos momentos, que no cometan ningún desmán. No nos perdonaríamos nosotros que a la infamia de nuestros enemigos le agregáramos nuestra propia infamia […]. Los que tiraron contra el pueblo no son ni han sido jamás soldados argentinos, porque los soldados argentinos no son traidores y cobardes. La ley caerá inflexiblemente sobre ellos. Yo no he de dar un paso para atemperar su culpa ni para atemperar la pena que les ha de corresponder […]. El pueblo no es el encargado de hacer justicia: debe confiar en mi palabra de soldado […]. Sepamos cumplir como pueblo civilizado y dejar que la ley castigue…”4


Referencias:

1 Daniel Rodríguez Lamas, La Revolución Libertadora, Buenos Aires, Centro Editor de América Latina, 1985.
2 Juan Domingo Perón, Del poder al exilio, Buenos Aires, edición clandestina, 1956.
3 Félix Lafiandra (recopilador), Los panfletos. Su aporte a la Revolución Libertadora, Buenos Aires, Itinerarium, 1955.
4 La Prensa, 17 de junio de 1955.

Fuente: Felipe Pigna, Los mitos de la historia argentina 4, Buenos Aires, Planeta, págs. 330-336.









miércoles, 7 de junio de 2017

DÍA DEL PERIODISTA




¡¡¡UN POCO DE MEMORIA!!!

Todos los 7 de junio se celebra en nuestro país el "Día del Periodista"  

La fecha fue establecida en Córdoba en 1938 por el Primer Congreso Nacional de Periodistas, en recuerdo al primer medio de prensa con ideas patrióticas que fundó el 7 de junio de 1810, Mariano Moreno.

La "Gazeta de Buenos Ayres" fue el primer periódico de la etapa independentista argentina y se fundó por decreto de La Primera Junta para dar a conocer al público en general los actos oficiales y las noticias exteriores y locales.

Algunos de sus primeros redactores fueron Mariano Moreno, Manuel Belgrano y Juan José Castelli.

"¿Por qué se han de ocultar a las Provincias sus medidas relativas a solidar su unión, bajo nuevo sistema? ¿Por qué se les ha de tener ignorantes de las noticias prósperas o adversas que manifiesten el sucesivo estado de la Península?... Para el logro de tan justos deseos ha resuelto la Junta que salga a la luz un nuevo periódico semanal, con el título de la Gaceta de Buenos Aires",
escribió Mariano Moreno en el primer ejemplar de La Gazeta.

 






¡Feliz día a todos los periodistas!


Rodolfo
Para celebrarlo, queremos homenajear a  todos los periodistas y a uno  de los más emblemáticos de la historia argentina:

Rodolfo Walsh. ¿Lo conocías?
 


periodista
¿Quién fue Rodolfo Walsh?


Rodolfo Walsh fue escritor y periodista argentino, nacido en Río Negro en 1927, tuvo una militancia revolucionaria en la década del ‘70. Fue secuestrado y asesinado el 25 de marzo de 1977, un día después de haber escrito y publicado Carta Abierta a la Junta Militar donde denunciaba públicamente a la dictadura militar.

En aquel momento, Walsh había perdido a una de sus hijas y a centenares de amigos, asesinados o desaparecidos por la dictadura.

A los 17 años comenzó a trabajar en la Editorial Hachette como traductor y como corrector de pruebas, y a los 20 publicó sus primeros trabajos como periodista.

En 1953 publicó su primer libro de cuentos, Variaciones en rojo, con el que había ganado el Premio Municipal de Literatura de Buenos Aires. 







domingo, 4 de junio de 2017

ASAMBLEA EXTRAORDINARIA CONSEJO CONSULTIVO COMUNA 5



   
CONVOCATORIA A ASAMBLEA EXTRAORDINARIA






Se convoca a los miembros del CONSEJO CONSULTIVO COMUNAL N° 5 (Almagro y Boedo), a participar de la Asamblea Extraordinaria a celebrarse el día:  

sábado 10 de junio de 2017 a las 15 hs. en la Escuela nº 3, D.E. 2 “Manuel Solá”, sita en Lambaré 975. 


para tratar el siguiente Orden del Día: 

1°) Apertura y Constitución de la Asamblea. Designación de moderador/a, secretario/a de actas y firmantes del Acta.
2°) Debate: 

            PROCESO DE ELECCIÓN DEL NOMBRE DE LA COMUNA. Mecanismos de selección y cronograma.

ORGANIZACIÓN:
·      
Dada la relevancia del único tema a tratar, informamos que se ha realizado una AMPLIA CONVOCATORIA. No obstante, solicitamos a las COMISIONES del CCC5, REDES CULTURALES DE ALMAGRO Y BOEDO Y JUNTAS DE ESTUDIOS HISTÓRICOS que también cursen la invitación a las Instituciones participantes de sus respectivos ámbitos.
·       La ACREDITACIÓN (Listado usual de INSCRIPTOS para la firma y Planillas para los NO INSCRIPTOS) estará a cargo de varios miembros de la SEC ADM y abierta desde las 14.45 hs. y hasta las 15.30 hs. 
·       SOLICITAMOS PUNTUALIDAD para dar comienzo a las 15.30 hs.

MODALIDAD (INICIADA LA ASAMBLEA)
·       INTRODUCCIÓN: Breve, a cargo de la SEC. ADM. A continuación, se da inicio al DEBATE. Todos los actores podrán expresar sus opiniones e ideas, elevar propuestas para definir criterios y elaborar un cronograma de trabajo participativo y conjunto.    
·       MODERACIÓN: Los Moderadores darán la palabra, coordinarán los tiempos de exposición y pondrán a consideración las propuestas.
·       USO DE LA PALABRA: Los que deseen hacer uso de la palabra, la pedirán a mano alzada (3 minutos por participante). Solicitamos que las exposiciones sean propositivas a los efectos de optimizar el tiempo y agilizar el debate.

*IMPORTANTE: 
Hasta el 09/06/2017 recibimos en nuestra dirección de correo, la nómina de Organizaciones o sus Referentes para invitar desde esta Secretaría. Gracias.


                                         LOS ESPERAMOS







jueves, 1 de junio de 2017

Nº 264 - PERIÓDICO PRIMERA PAGINA JUNIO 2017

SALIÓ EL Nº 264 DEL MES DE JUNIO DE 2017




EN ESTE Nº 

HACE CLIK EN LA NOTA QUE DESEES LEER

1 - EDITORIAL

2 - EL MONUMENTO A JUANA AZURDUY

3 - EL HOTEL BAUEN RECUPERADO

4 - LA IGLESIA PARROQUIAL DE SAN CRISTOBAL

5 - EL TANGO, UN BAILE APASIONADO

6 - PATRICIA MALANCA Y EL 2 X 4

7 - ALVARO YUNQUE: EL POETA QUE FORJÓ EL ACERO

8 - LA CASA DEL TEATRO

9 - LIBERTAD A MILAGRO SALA

10 - PRIMERA PÁGINA REGALA LIBROS

11 - LULA SIGUE FAVORITO EN BRASIL

12 - LA ESTATIZACIÓN DEL SUBTE

13 - JUAN CARLOS COBOS

14 - JUBILADOS ACTIVOS POR SU CAUSA

Y MUCHO MÁS...

https://www.dropbox.com/home?preview=264+junio+2017.pdf








     

  

EDITORIAL Nº 264 JUNIO 2017



EDITORIAL AL Nº 264 JUNIO 2017




“Mamá nadie quiere morir, pero miles vamos a morir y no será en vano”
Laura Carlotto a su madre cuando tenía 19 años
Secuestrada, desaparecida el 26 de noviembre de 1977


Esta atroz expresión póstuma, marcará el comienzo del horror vivido hace ya 41 años. Sin embargo hoy, en un gobierno que se precia de democrático (aunque solo formalmente), reaparecen los “brotes verdes”, pero del perdón a los genocidas con el aberrante 2x1.
Con la Dictadura cívico-militar-eclesiástica, hubo secuestros, violaciones, asesinatos y apropiación de bebés y de bienes…
Hoy con un gobierno elegido por el voto ciudadano, hay miedo, miedo a perder el empleo, miedo a la estampida de tarifas y precios, miedo a padecer necesidades… ¡¡¡miedo al futuro incierto!!!
La acordada de “La Corte” no fue casual, fue producto de la constante arenga y la subordinación gubernamental y mediática, dándole letra a los tres jueces que facilitaron su voto positivo al aberrante 2x1, uno de ellos, inexplicable, los otros dos de quienes pretendieron ingresar al alto tribunal por la ventana, y luego lo hicieron con el vergonzante voto del senado de oficialistas y opositores que no merecen otro nombre que el de infames “traidores” a quienes los votaron.
Declaraba Mariana D. la hija de Miguel Osvaldo Etchecolatz (n. 1929), ex policía argentino, genocida condenado y represor que fue la mano derecha del ex general Ramón Camps: “Es un loco, narcisista malvado y sin escrúpulos (…) vivíamos conociendo el horror…”, al punto que decidió cambiarse el apellido.
Empero, “están los que lloran, están los que luchan, y están también quienes puedan derramar una lágrima de emoción, pero no dejan ni dejarán nunca de luchar”, por ello el pueblo reaccionó a tiempo el miércoles 10 de mayo pasado, y más de un millón de argentinos desbordaron Plaza de Mayo, y las principales plazas de las grandes ciudades para manifestar el rechazo casi unánime del 88% de la población, a tamaña aberración antijurídica, delineada desde el gobierno, los medios adictos y la corporación judicial.
Vuelve a derrotarse por infinita vez la absurda teoría de los dos demonios, porque ¡solo existió un solo demonio: el gobierno del golpe!, que usurpó el poder en forma ilegítima y compulsiva, y que con el uso de la fuerza militar y policial cometieron los más monstruosos crímenes de lesa humanidad, por los que están siendo juzgados, aunque en forma tardía.
Hoy gobierna un equipo de empresarios, CEOs, que en gran parte fueron cómplices de aquellos tiempos aciagos de la historia, muchos de ellos poseen las manos manchadas de sangre y los que no, llevan el apellido de quienes sí las tuvieron y no pagaron por sus culpas, junto a otros políticos travestidos que apoyan, beneficiados por cargos y favores.
También los hay corruptos como Gustavo Héctor Arribas, un escribano que está a cargo de la Dirección General de la Agencia Federal de Inteligencia y goza de la amistad y satisfacción del presidente y es acusado de recibir 850 mil dólares de “propinas” de parte de Leonardo Meirelles en el caso Lava Jato-Odebrecht, que se sustancia en Brasil.
Mientras se avecinan las elecciones de medio término y se barajan los candidatos a cubrir cargos legislativos, momento crucial en que se dirimirá entre una “vía libre” para el nuevo ajustazo anunciado con bombos y platillos y sin recato alguno a partir de octubre, a no ser que Macri y su equipo sufran una contundente derrota electoral.
Sólo depende de los argentinos que ya vivieron la crisis del 2001 y los perniciosos ajustes del FMI, y  que hoy sufren el embate de un gobierno que arruinó lo bueno de la gestión anterior y empeoró lo que andaba mal, con interminables tarifazos, insoportable estampida de precios, paritarias “a la baja”, y para colmo “ahora vienen por los jubilados”, pero: “Todo está guardado en la memoria / sueño de la vida y de la historia, tal como lo compuso el cantautor que no calló: León Gieco.
¡¡¡El pueblo tiene la palabra y el voto, quejarse después será en vano, pueril e ingenuo!!! Y además será tarde.


                                             Hasta la Próxima