martes, 3 de diciembre de 2013

3 DE DICIEMBRE - DÍA DEL MEDICO





3 de diciembre “Día del Médico”








Presentamos la entrevista efectuada al Dr. José David Freire, quien se prestó gentilmente a ese fin, dado que el 3 de diciembre se festeja el Día del Médico y queremos rendir homenaje a todos los profesionales de la salud, en la persona de este especialista en traumatología.
–Dr. Freire, ¿cuándo y dónde nació?
–Nací el 8 de abril de 1940 en Buenos Aires, en el hermoso barrio de Palermo, sobre la avenida Las Heras.
–¿Qué recuerda de su infancia?
–Jugaba con mis amigos en la plazoleta, por allí pasaba el tranvía, que a atravesaba mansamente la ciudad. Yo concurría al English High School, colegio de turno completo.
–¿Cuáles fueron sus motivaciones para elegir la profesión?
–Siempre me gustó la mecánica, yo arreglaba los motores de mis autitos y los de mis primos; fue como una señal, “el tiempo” lo relacionó con la mecánica protésica.
–¿Cómo está formada su familia?
–Mi esposa, 5 hijos y 4 nietos.
­–¿Qué música prefiere?
–Melódica, clásica…
–¿El mejor invento?
–La rueda. Además pienso en el fuego como hecho natural y la importancia de usarlo.
–¿Tiene asignaturas pendientes?
–Interpretar algún instrumento musical transportable.
–¿Un autor literario que lo conmueve?
–Almafuerte, en su poema “Piu Avanti”.
–¿A qué personalidad de ejemplo humano admira?
–A mi madre.
–¿Qué le hubiera gustado ser de no haber sido médico?
–Nada más que lo que soy.
–¿Practica en su profesión aquello de: “Mas vale una esperanza que consuele que una verdad que ilumine”?
–Las dos son importantes, la verdad que ilumina ha de tener la continuidad de la esperanza.
–Me ha dicho antes que le conmueve la canción “Sólo le pido a Dios?”
–EL tema de León Gieco sencillamente es maravilloso, cuando pide “que el dolor no me sea indiferente” y cuando clama que “la muerte es un monstruo grande y pisa fuerte”..
–¿Ha pensado si a veces la sabiduría se encuentra lejos de las alturas académicas?
–Para poder acceder a las alturas académicas se debe tener la sabiduría espiritual y humana.
–¿Qué le gustaría que diga su epitafio?
–Que he sido leal y honesto.

El Dr. Freire calma, mejora y fortalece la calidad de vida de sus pacientes. Se prestó en forma cordial, respondiendo, enhebrando vivencias y sentimientos, expresando el contenido y la luz de sus pensamientos, con la imagen de una vida plena.
Nuestro entrevistado habló del fuego… por sus características en su función humana: tiene mucha leña la llama.

Natan Blum





5 comentarios:

Unknown dijo...

He tenido el gran privilegio de ser paciente del doctor Freire. Quienes lo hemos tratado hemos podido apreciar, además de su excelencia profesional, sus muy distinguidas cualidades humanas. Descanse en paz, estimado doctor.
Su paciente,

Martín Córdoba.

Carlos Enrique Navarro dijo...

He sido paciente del Dr. Freire durante 35 años desde 1980, yo camino bien gracias a él. Me operó dos veces y fui con él en el primer y segundo grupo de esquiadores amputados. A mi me hizo mucho bien. Carlos Navarro

Anónimo dijo...

Hoy me enteré de tu partida...no lo puedo creer. Fuiste mi médico durante 30 años. Me operaste, desafiaste, alentaste y ayudaste en momentos difíciles. Te adelantaste en el camino, espero que me ayudes a transitar de tu mano el mío, cuando me toque partir. gracias x todo doc. Te quiero

Diana Fischnaller dijo...

Ayer me enterè de tu partida querido "Nato". Me salvaste la vida a mis 19 años cuando tú tenìas apenas 26. Pasè por varias operaciones en el hospital de la ciudad de Rojas y en el Italiano. Me enseñaste a caminar de nuevo de tu mano. Infinitas gracias por tu excelencia profesional, paciencia y don de gente. Te voy a llevar siempre en mi corazón. Que descanses en paz querido doc.
Tu paciente,

Diana Fischnaller

silvia gonzalez dijo...

Te conocí en el año 93 me operaste de un alargue de tibia y peroné, en el hospital Italiano. Me diste siempre mucha energía y buenos consejos, formaste parte de mi familia. Estoy triste por enterarme de tu partida. Siempre estarás en mi corazón.QEPD querido doctor, fuerte abrazo a su esposa y flía.