lunes, 27 de febrero de 2017

espacios verdes barriales




LOS ESPACIOS VERDES EN BALVANERA Y ALMAGRO

 

 
PLAZA DEL MIENTRAS TANTO  2007



 
                    Si bien se dieron algunos pasos importantes en los últimos meses del pasado año 2016, aún falta su concreción, se trata del Parque de la Estación y de la Manzana 66, ambos proyectos aprobados por la legislatura.
Respecto al Parque de la Estación, se hace necesario implementar la forma de consulta directa con los vecinos, acerca de qué espacio verde deseen y la forma de aprovechamiento del gran galpón de 150 metros de largo, necesario para la práctica del deporte, especialmente para las escuelas de la zona, y como un amplio sitio cultural. Estimamos que debe ser a partir de la Comuna, de su Consejo Consultivo y en permanente colaboración de los vecinos.
Ya existe una plaza en Balvanera, la Fumarola, que fue realizada primitivamente por los vecinos antes de que el gobierno local se hiciera cargo de ella. Se trató de la gran gesta de la “Plaza del Mientras Tanto”.
Respecto a otras plazas queda mucho por hacer, ya que existen muchas quejas sobre la Plaza Velazco Ibarra, en la que se instalaron bancos en redondel adentro de los escasos sectores verdes, restándole espacio a los mismos.  
En la Plaza Almagro, se gastó un dineral en rejas, centenares de metros lineales, que le deja a los vecinos estrechos senderos por donde transitar,  una especie de mirar pero no tocar.
Allí se realizó un lindo canil, que todavía los dueños de los perros no usan, dejando a los mismos dueños de todo el terreno.
Sigue en pié el reclamo vecinal de instalar una canchita multijuegos en el sitio de la fuente de puro cemento que da sobre la esquina de Perón y Bulnes.
Al momento se encuentra pendiente la llamada rerechización de la calle Bartolomé Mitre, por sobre la trinchera del ferrocarril. Un paso previo al llamado Corredor Verde al Oeste, licitado y luego abandonado en épocas de Ibarra, en pleno conflicto de Cromañón.
La Plaza Primero de Mayo continúa en constantes refacciones sin encontrarle la vuelta de lograr una buena plaza que cumpla la función de tal, mientras la pequeña González Tuñón es tan chica que apenas deja lugar para algunos juegos y unos pocos bancos, aunque tiene un pequeño espacio para el deporte.
Todo éste panorama conforma un estado de situación con muchas expectativas que deberán definirse a lo largo del año 2017 que recién  comienza.

                                                                       Marta Romero