Entrada destacada

PRIMERA PAGINA Nº 265 - JULIO DE 2017

domingo, 6 de marzo de 2011

FRANCISCO DE MIRANDA


EL 28 DE MARZO DE 1750 NACE FRANCISCO DE MIRANDA

PRECURSOR DE LA REVOLUCIÓN AMERICANA

“Este Quijote que no está loco, tiene fuego sagrado en el alma

Napoleón

“El más ilustre colombiano…”

Bolívar

Copete: Precursor, Quijote, Caballero Andante, Aventurero, Seductor, son algunas de las notoriedades por las que fue conocido Francisco de Miranda, tal vez una de las personalidades más discutidas y contradictorias de la historia moderna. De una vida apasionante, dejó profundas huellas en la sociedad y particularmente en una América en vías de emanciparse.

Criollo lúcido, dotado de genio militar, llevó la bandera de la América unida y libre del Imperio Español en su periplo por los continentes de América, África, Europa y Asia. Porque soñó con un potencia americana que abarcara desde el Mississippi hasta Tierra del Fuego, y bajo la corona de un descendiente inca. Por ese sueño luchó sin cesar, hasta la propia muerte.

Fue partícipe necesario de la frustrada Primera República Venezolana, unida por la bandera tricolor (amarilla-azul-roja) que él creó y que hoy la ostentan Venezuela, Colombia y Ecuador.

EL MOMENTO HISTÓRICO

Le tocó vivir el convulsionado período comprendido entre la independencia de los Estados Unidos en 1776 (que se prolongó en su guerra con Inglaterra hasta 1781) y las revoluciones sudamericanas, iniciadas en el Río de la Plata en 1810.

La Revolución Francesa –que se concretó con la toma de La Bastilla en 1789– marcará un verdadero sacudimiento mundial y el fin (aunque teórico) del absolutismo y del sistema monárquico dominante hasta entonces.

En 1806 y 1807 se producen los fallidos intentos de invasión de Inglaterra al Río de la Plata, dentro de una guerra por los mercados. Estas invasiones pueden ser consideradas además como respuesta al apoyo que España había dado a la sublevación de los Estados Unidos y fueron facilitadas, a su vez, por la evidente debilidad de las posesiones militares de la Corona en Sudamérica.

La invasión napoleónica a España dará los argumentos patriotas para desatar la Revolución de 1810, aun bajo la argucia doctrinaria de “la máscara de Fernando VII”.En Venezuela se había producido la invasión fracasada de Francisco de Miranda desde Haití, el 3 de agosto de 1806. Lo cierto es que en toda América ya comenzaban a prender fuerte los ideales de la Revolución Francesa como nueva forma de organización.

SEBASTIÁN FRANCISCO DE MIRANDA

Nace en Caracas el 28 de marzo de 1750 y muere en prisiónen España, el 14 de julio de 1816.

Tuvo una vida apasionante. Conjugó su capacidad intelectual con su talento militar. Dedicó toda la vida a la lucha por las libertades democráticas, en una época en que dichos valores no eran muy reconocidos internacionalmente.

Fue un Quijote, o Caballero Andante de fines del siglo XVIII y principios del XIX, y quizás el primer americano cuya figura alcanzó magnitud universal, por su sueño de una América unida e independiente.

De gran cultura, llegó a dominar seis idiomas. Era traductor del latín, también un amante de la literatura, que lo llevó a conformar una biblioteca de más de 6.000 volúmenes en su casa de Londres. Mantuvo contactos directos con las más influyentes personalidades de la época como: George Washington, Napoleón Bonaparte, Simón Bolívar, Catalina la Grande, Federico II de Prusia, el Duque de Wellington, José de San Martín, Robert Peel, La Fayette, Antonio José de Sucre, Estanislao II Poniatowski, Potemkin, Lord Cochrane, Samuel Adams, Johann Lavater.

Sus ideas independentistas tuvieron positivos efectos sobre destacados latinoamericanos con los que se relacionó, entre ellos San Martín, O'Higgins, Moreno, Montúfar, Alvear, Fray Servando Teresa de Mier, Domingo José Martins, Palacio Fajardo, Roscio, Manuel y Pedro Gual, Hipólito Costa, José Bonifacio, Matías de Irigoyen y Rodríguez Peña.

Era un hombre discreto y sagaz, de brillante conversación y buen trato. Sin embargo, a veces se tornaba sombrío, silencioso y concentrado, situación que desconcertaba a sus interlocutores. Pero llevó una crónica de su vida, que se halla recopilada en 62 volúmenes.

Soñaba con una América unida y soberana, desde el Mississippi hasta Tierra del Fuego. Imaginaba una Gran Colombia (por referencia a Colón), bajo la conducción de un inca, cuyo cargo fuera hereditario.Este dominio se regiría por las nuevas ideas de libertad, igualdad y fraternidad; tendría un Senado compuesto por caciques vitalicios elegidos por el emperador, y una “Cámara de los Comunes” elegida por sufragio universal.

Se dejaba ver en ese esquema de poder para la nueva “Gran República Americana” la influencia romana y la figura de “Emperador”, que estaba vigente en la Francia napoleónica de esos días.

Sus campañas militares

En 1771, cuando aún no llegaba a los 21 años, se embarca hacia España con la idea de servir en el Ejército Real. Así comenzaría su largo periplo militar por cuatro continentes: Europa, África, Asia y América.

Es nombrado oficial en el ejército español, también capitán del Regimiento de Infantería de la Princesa, y lucha en las colonias africanas de Melilla, Marruecos y Argel.

Durante la guerra de la independencia de los Estados Unidos se enrola en una flota española a cargo de Solano y Bote e integra las tropas al mando del mariscal Cajigal. A principios de 1780 la escuadra parte del puerto de Cádiz rumbo a La Habana, con el propósito de hostigar las posiciones británicas, como parte de las maquinaciones que España,por rivalidad con Inglaterra, desarrollaba a favor de la colonia americana.

Participa del sitio a la plaza de Pensacola, en Florida Occidental, lo que le vale un ascenso, por su decidida intervención en la capitulación inglesa. Asimismo, interviene en la conquista de Bahamas en 1782. Pero allí comenzará la primera de las intrigas que lo rodearán durante toda su vida.

Después de residir 18 meses en los Estados Unidos, donde aprovecha para estudiar el proceso independentista de ese país, ya no volverá a España. En 1784 se radica en Inglaterra, país al que había combatido años antes. Desde allí emprenderá un largo itinerario a través de Europa, pasando por Holanda, Prusia, Italia, Suiza, Bélgica y Grecia, llegando hasta el Asia Menor y al Imperio Otomano en Constantinopla, en esta época ya bajo la mirada recelosa de España.

En Kiev conoce a Catalina la Grande, quien le autoriza a usar el uniforme de la Rusia. Interviene entonces en diversas campañas, y cuando España pide su extradición, vuelve a Inglaterra para eludirla. De nuevo en ese país se entrevista con el primer ministro Willam Pitt para solicitarle, sin éxito, asistencia en su ideal independentista de las colonias españolas.

En 1792 viaja a París. Allí es nombrado Mariscal de Campo de los ejércitos revolucionarios, desde donde igualmente continúa trabajando para promover su gesta americanista. Interviene en la campaña para conquistar los Países Bajos, peleando y destacándose en diversas batallas. Más aun, su nombre permanecerá grabado en el Arco del Triunfo. Nuevas acusaciones caen sobre él pero logra salvarse de la guillotina, como resultado de su propia y magistral defensa. Por fin obtiene la liberación en 1795.

Tras nuevas insistencias en pos de la independencia de América sin obtener respuestas positivas ni apoyo de ningún país, emprende a expensas suyas y de sus amigos la primera expedición militar al continente. Partedesde Haití, país que ya había proclamado su independencia el 1 de enero de 1804. Crea la bandera tricolor (amarillo, rojo, y azul), con la que desembarca en Venezuela en 1806.

Aquel emblema será en el futuro la que adoptarán tras su independencia Venezuela, Colombia y Ecuador. A pesar de todo, su empresa fracasa ante la fuerte resistencia realista, de manera que decide volver a Inglaterra.

SU PARTICIPACIÓN EN LA INDEPENDENCIA AMERICANA

En diciembre de 1810 participa junto a Simón Bolívar en la gesta que más tarde se llamará La Gran Colombia. Es nombrado teniente general de los ejércitos liberadores y, desde allí, impulsa la Sociedad Patriótica de carácter secreta, con el objetivo de expandir la revolución.

Incorporado al Congreso Constituyente sostiene desde su banca una ferviente posición de inmediata independencia de España. Pero, en 1812, los ejércitos patriotas sufren una gran derrota a manos del ejército realista, por lo tanto Miranda se ve obligado a negociar la capitulación, que se firmaen San Mateo el 25 de julio de1812. Es así que cae la llamada Primera República.

SU OCASO PRISIÓN Y MUERTE

Incomprendido por los suyos que lo acusan de traición, decide embarcarse para La Guaira, donde es interceptado primero por los patriotas y luego por los realistas, para comenzar en ese momento su calvario final. Lo trasladan a Puerto Cabello, desde allí a Puerto Rico y finalmente al penal de las Cuatro Torres del arsenal de la Carraca en San Fernando. (Cádiz). Allí sólo recibió algunas noticias y ayuda de algunos amigos. Ese será su lugar de reclusión por 4 penosos años. Con la salud quebrantada, aquejado por una apoplejía aguda, muere calladamente el 14 de julio de 1816.

Aquello fue un triste e injusto final para quien fuera precursor y tenaz luchador por la independencia de América, a la vez que uno de los criollos más cultos de su tiempo y de los guerreros más destacados de la época. Sin embargo, sus ideales perduraron en Simón Bolívar y Bernardo O’Higgins, al punto que pudieron concluir con la obra que había iniciado Miranda. Sin él tal vez la revolución en el norte de Sudamérica hubiera sido aun más traumática.

Pasaron muchos años para que su figura fuera reivindicada y rescatada del olvido y la ignominia. Sus hijos, Leandro y Francisco, rescataron sus archivos, que enviaron a Inglaterra primero y a Venezuela después, donde se conservan en la Academia de Historia de Caracas.

Hoy llevan su nombre en Venezuela, calles, plazas, paseos y universidades, lo que es apenas una muestra de gratitud al hombre que se ganó con absoluta justicia el título de Libertador de América.

Miguel Eugenio Germino

Fuentes

Fontana, Esteban en Todo es Historia nº 126, noviembre de 1977.

http://www.efemeridesvenezolanas.com/html/miranda.htm

htpp://elbuquemaldito.blogspot.com/2010/08/Francisco-de-Miranda.html

http://www.elespiritudemayo.com.ar/2009/07/el-americano-universal…http://es.wikipedia.org/wiki/Francisco_de_Miranda

No hay comentarios: