viernes, 9 de diciembre de 2016

 Homenaje a los desaparecidos de la Santa Cruz

 

 


El domingo 8 de diciembre a las 18 hs. en el jardín de la Iglesia de la Santa Cruz, se realizó un acto de homenaje a los detenidos-desaparecidos entre el 8 y el 10 de diciembre de 1977. Buenos Aires, 13 de enero de 2014. Agrupaciones de Derechos Humanos, funcionarios del gobierno nacional y diferentes actores se congregaron en la Iglesia de la Santa Cruz, ubicada en el porteño barrio de San Cristóbal, para homenajear al grupo de militantes secuestrados el 8 y 10 de diciembre de 1977 por un grupo de tareas de la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), encabezado por Alfredo Astiz.

El 8 de diciembre de 1977, un grupo de Madres, familiares y militantes de derechos humanos, entre los que se encontraba infiltrado Astiz, fueron secuestrados en la misma puerta de la iglesia donde se reunían para recaudar fondos destinados a publicar una solicitada con una lista de desaparecidos.

Allí fueron secuestrados Esther Careaga, Mary Bianco, Alice Domon, Angela Auad, Patricia Oviedo, Raquel Bulit y Gabriel Horane, mientras que por la mañana había sido secuestrado Remo Berardo y por la tarde, detuvieron a Julio Fondovila junto con Horacio Elbert.

La solicitada fue publicada el día 10 de diciembre de 1977 y ese mismo día se completó el plan con los secuestros de Léonie Duquet y de la fundadora de Madres, Azucena De Vincenti, en diferentes zonas de la provincia de Buenos Aires.

El homenaje comenzó con una representación de diferentes actores que interpretaron a los doce del grupo de la Santa Cruz y relataron detalles de sus vidas. Doce reconocidas actrices y actores, entre ellos Hugo Arana, Alejandro Awada, Carlos Belloso, Graciela Borges, Alejandra Darín, Pablo Echarri, Mónica Galán, Mario Galvano, Constanza Maral, Juan Palomino y Andrea Pietra personificaron a los detenidos-desaparecidos del grupo de la Santa Cruz.

El 26 de octubre de 2011, y después de años de lucha de organismos de derechos humanos, la Justicia condenó a 16 represores, entre ellos a Alfredo Astiz, el "Tigre" Acosta y Ricardo Cavallo por homicidios, secuestros, torturas y robo de bienes contra 86 personas.

La Iglesia de la Santa Cruz fue declarada monumento por el decreto 2130 firmado por la presidenta Cristina Fernández en 2008, y allí fueron enterrados los restos de Esther Ballestrino de Careaga y Mary Ponce de Bianco y de la religiosa Léonie Duquet, identificados 28 años después de su desaparición por el Equipo Argentino de Antropología Forense.

Durante el acto, el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, transmitió a los presentes el saludo de Cristina Fernández. "Esta consigna de Memoria, Verdad y Justicia que el gobierno de Néstor Kirchner, en el año 2003, comenzó a instalar en el seno de toda la sociedad es hoy una de las cosas por la cual nos podemos sentir orgullosos", puntualizó. Y agregó: "Hoy estamos homenajeando a las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo porque su lucha, casi solitaria, con mucha perseverancia, con mucha fe, y con mucha convicción, hoy es la lucha del pueblo argentino”.

Juan Palomino, uno de los actores presentes, consideró "fundamental recordar siempre a estas personas que buscaban a sus familiares y que fueron secuestradas por buscarlos".

Asimismo, el actor Hugo Arana dijo que "este es un lugar emblemático por lo que ha sucedido". Y realizó una mención especial a los 30 años de democracia: "Está implícito que tenemos que seguir soplando más velas, llevamos un buen período porque hay mucha mayor conciencia como pueblo".

Santiago Pujol 

para síntesis Comunal