miércoles, 6 de junio de 2012

ALMAGRO: SUS PASAJES Y CORTADAS




Pasajes y Cortadas de Almagro

Pasaje Libres

"Buenos Aires la otra calle, la que no pisé nunca; es el centro secreto de las manzanas, los patios últimos; es lo que las fachadas ocultan; es mi enemigo, si lo tengo; es la persona a quien le desagradan mis versos (a mí me desagradan también); es la modesta librería en la que acaso entramos y hemos olvidado; es esa racha de milonga silbada que no reconocemos y que nos toca; es lo que se ha perdido y lo que será; es lo ulterior; lo ajeno, lo lateral, el barrio que no es tuyo ni mío, lo que ignoramos y queremos."

Así se introduce Jorge Luis Borges en el tema de los pasajes y las cortadas que en número de 577 se distribuyen por el damero porteño, la mayoría de ellos llenos de magia y atesorando a su vez una historia particular. Con estilos afrancesados, italianizados o hispanizados que los hacen únicos e importantes.

Pasaje Morse


Borges define al pasaje como planificado, producto de un emprendimiento particular. Lo diferencia de la cortada, que es el resultado de una antigua traza interrumpida por distintas situaciones como un arroyo, una parada de carretas, o el límite de antiguas quintas.

Continúa Borges: “Nacidos como consecuencia de errores de cálculo en los diferentes trazados urbanísticos que le dieron forma a la Capital Federal, estas pintorescas callecitas inconclusas rompen con belleza la simetría de las manzanas y son verdaderos remansos de serenidad en medio del vértigo ciudadano. Y si bien los nombres de muchos de ellos son muy conocidos, casi todos permanecen ocultos, esperando ser descubiertos por caminantes que quieren adentrarse en los ángulos inexplorados de la ciudad o turistas no tradicionales que buscan mucho más que tango, asado y fotos del Obelisco”.

Pasaje Spegazzini

Los pasajes pueden ser peatonales, vehiculares, de acceso libre o restringido. Históricamente los pasajes surgen  hacia  de 1880 a partir de la especulación por el uso de la tierra para proyectos privados que subdividían lotes más amplios con el propósito de obtener mayor utilidad comercial en la construcción de viviendas para renta. Se aprovechaba así la coyuntura favorable durante el gran déficit habitacional, resultado de las masivas inmigraciones y de la creciente densidad poblacional.
Nacieron entonces muchos pasajes que se incorporaron al trazado urbano dividiendo la clásica manzana en dos partes, para concretar la construcción de viviendas que, con el tiempo, se iban modificando hasta adquirir una fisonomía propia, distintiva.
 Los pasajes son considerados además como sitios pintorescos detenidos en el tiempo. Despiertan por ello un incontrastable interés turístico, aunque en su mayoría no cuentan con el respaldo de ser considerados patrimonio de la Ciudad, que los preserve de nuevos avances inmobiliarios. Entran así en una zona gris que los hace vulnerables en medio de una época teñida de individualismo y egoísmo. Algunos fueron desapareciendo, y otros vieron deformado su estilo inicial con construcciones modernas y de dudoso gusto.
Cada barrio cuenta en su patrimonio con una docena de pasajes y cortadas que los hace característicos, entre los que Almagro no es una excepción.

Quince pasajes y cortadas forman el patrimonio de Almagro:

Fortunato Devoto: Un rincón casi desconocido, entre las calles Venezuela y México en su cruce con Treinta y Tres Orientales. Comprende dos cuadras muy tranquilas de casas bajas en su límite SO.
En una de sus cuatro esquinas, en la convergencia con Agrelo, se encuentra una placa que identifica y rinde un homenaje a quien le da nombre: “Colonizador en la Provincia de Córdoba - 9 de marzo de 1841 - 6 de octubre de 1917”; se trató de un vecino que residió en la zona de Almagro. El nombre fue establecido por Ordenanza del año 1940 y una localidad de Córdoba, ubicada en el NE de aquella provincia lleva también su nombre.

Del Carril: Calle de una sola cuadra asimilable a una cortada, antes se llamó 48 B y luego Gran Chaco 3ra. Corre entre Sarmiento y Corrientes, a la altura del 4700. Desde 1893 lleva el actual nombre en homenaje a Salvador María Del Carril (1798-1883), político sanjuanino que tomó parte en los sucesos que abatieron a Dorrego y que más tarde fue diputado al Congreso Constituyente de 1853.

Inca: Un silencioso y angosto pasaje entre las calles Salguero y Medrano, paralelo a la actual calle Presidente Perón; antes se llamó Segunda Cangallo. Se le impuso ese nombre por Ordenanza de 1893. Rememora a la autoridad principal de la familia que iniciara Manco Cápac en 1240.

Pedro Laredo: Pasaje particular que pertenece al típico pasaje-loteo. Se interna profundamente en medio de la manzana en el 3850 de la Avenida Díaz Vélez, en un estrecho tajo que gira en su final 90 grados, formando una ‘ele’, en paralelo a las vías del ferrocarril Sarmiento, para terminar en Medrano 107. Se desconoce el origen del nombre (ver Periódico Primera Página nº 73, de abril de 2000).

Libres: Se encuentra entre Querandíes y las vías del Sarmiento, paralelo a la calle Pringles, recuerda a la ciudad Paso de los Libres de la Provincia de Corrientes (antes se llamó Facio), nominada por Ordenanza de 1904.

Lucero: Esta larga y estrecha callejuela surge del loteo de la antigua quinta de Lange, entre Hipólito Yrigoyen y Alsina, paralela a la calle Maza. En las proximidades de Maza y Virrey Liniers existió una permanente y profunda laguna cuyos desbordes en días de lluvia obstaculizaban el tránsito en la zona. Su nominación data de 1904 y hace referencia a José Cecilio Lucero, militar que participó con el ejército de San Martin en el cruce de Los Andes y de la batalla de Chacabuco (ver Periódico Primera Página nº 200, de octubre de 2011).

Morse: En el límite SO del barrio se encuentra este corto pasaje que muestra una lomada, demostrativa de los desniveles de la zona en tiempos antiguos. Corre entre México e Independencia a la altura de Muñiz. Nace en Muñiz 2649 y termina en Av. La Plata 2649. Designado por Ordenanza del año 1914.
Rememora a Samuel Finley Breese Morse (EE.UU., 1791-1872), uno de los pioneros del daguerrotipo junto a Daguerre, y diseñador de la primera cámara fotográfica. Inventó en 1844 el alfabeto que lleva su nombre, usado hasta hoy en telegrafía.

King: Corre desde Potosí hasta Díaz Vélez entre Pringles y Rawson. Antes se llamó Segunda Rawson y por Ordenanza de 1904 lleva el nombre actual. Recuerda a Juan King, marino irlandés (1800-1857) que combatió en la guerra con Brasil en 1826. Estuvo al mando del Bergantín General Belgrano, de la Fragata 25 de Mayo, entre 1841 y 1844, en combates de Montevideo y Punta de Indio. Un patrullero de la Armada lleva su nombre.

Obrero Roberto Núñez: Corre entre las calles Sarmiento y Corrientes, desde Pringles a Rawson. Antes se llamó Valentín Gómez, pero desde 1980 lleva el nombre actual. Reivindica al obrero grafico del Diario La Prensa, asesinado en un tiroteo el 27 de febrero de 1955 durante un conflicto con el gremio de los canillitas.

Panamá: Pasaje paralelo a Lambaré entre Corrientes y Sarmiento; antes se llamó Gran Chaco Segunda, y también 48 A. Desde 1893 lleva el nombre actual, mención del país centroamericano.

Pelufo: Nace en Medrano y las vías del Sarmiento y diagonalmente termina en Lezica, en el ángulo que ocupara la desaparecida estación Almagro del Ferrocarril Oeste. Su nombre quedó instituido por Ordenanza del año 1933. Recuerda a un horticultor uruguayo (1842-1922).

José Julián Pérez: Estrecho pasaje de dos cuadras que corre entre Castro Barros y Colombres, desde México a Venezuela. Antes se llamó Segunda Colombres y desde 1893 lleva el nombre del sacerdote y funcionario del Primer y Segundo Triunvirato.

Rocamora-Salónica-Discépolo-Rauch: Salónica primitivamente era la prolongación de la calle Rocamora, corre entre Guardia Vieja y Lavalle, nace en Medrano y termina en Salguero. Su designación se hizo en 1933 en homenaje a la ciudad griega. En 1966 recibe el nombre de Enrique Santos Discépolo, pero fue dejado sin efecto pocos meses después, reponiéndose Salónica. En 1988 y por Ordenanza 43.388, se designó al pasaje de Almagro con el nombre de este prusiano, degollador de “indios” en las primeras campañas al desierto, entre 1819 y 1829.
Los vecinos reclaman la eliminación de tan nefasto personaje del damero porteño, y existe un proyecto en la Legislatura de Buenos Aires a tal fin (ver Periódico Primera página nº 196, de junio de 2011).

San Carlos: Pasaje sin salida, de 50 metros de largo, es el más antiguo del barrio. Fue parte de la antigua Quinta de Tarragona hacia 1865. Corre paralelo a Hipólito Yrigoyen y nace en la ex calle Artes y Oficios (hoy Quintino Bocayuva), nombre original que tuvo por la escuela de los padres salesianos que allí funcionó. Se abre en el 151 de Quintino Bocayuva, frente a la iglesia San Carlos, puesta bajo la advocación del sacerdote Carlos Borromeo (1538-1584).
Sus casas conservan un aspecto del Buenos Aires del siglo XIX, con los antiguos faroles, las ventanas alargadas y adornados balcones que nos transportan en el tiempo (ver Periódico Primera Página nº 83, de marzo de 2001).

Carlos Spegazzini: Corre entre José Mármol y Muñiz, desde México a Venezuela. Su nombre desde 1938 reivindica al ilustre botánico italiano (1858-1926), dos cuadras de casas bien alineadas de fachadas que presentan un plano continuo, en un paisaje de silencio y soledad.

Miguel Eugenio Germino

Fuentes:
-Balbachan, Eduardo Luis, Los Ignorados pasajes de Buenos Aires, Ed. Alonso, 1983,
-Cutolo, Vicente Osvaldo, Buenos Aires, historia de las calles y sus nombres, Elche 1994 (dos tomos).
-http://www.barriosyvecindarios.com.ar/2008/08/historia-del-pasaje-lucero/

2 comentarios:

paola dijo...

conozco muy poco de Almagro, mas que nada las avenidas grandes, estos calles sus muy lindas, me re gustaria vivir en alguna de ellas, deben ser re tranquilas y rodeadas de naturaleza, cuando saque pasajes a buenos aires voy a ir de visita a ese barrio que uno no suele ir cuando va de vacaciones

alfredo loureda dijo...

ACTUALMENTE EL PASAJE DEL CARRIL SE LLAMA ANIBAL TROILO.-