jueves, 30 de abril de 2015

PRIMERO DE MAYO



1886 – 1º DE MAYO - 2015                       



                            
  Por acuerdo del Congreso Obrero Socialista de la Segunda Internacional, celebrado en París en 1889, EL 1º DE MAYO  es considerado una jornada de lucha reivindicativa y de homenaje a los Mártires de Chicago. Estos sindicalistas anarquistas que fueron ejecutados en Estados Unidos por su participación en las jornadas de lucha por la consecución de la jornada laboral de ocho horas.
                              Su origen fue la huelga iniciada el 1º de mayo de 1886 y su punto álgido tres días más tarde, el 4 de mayo, en la Revuelta de Haymarket. A partir de entonces se convirtió en una jornada reivindicativa de los derechos de los trabajadores celebrado en mayor o menor medida en todo el mundo.
                             En Chicago, donde las condiciones de los trabajadores eran mucho peor que en otras ciudades de EEUU, las movilizaciones siguieron los días 2 y 3 de mayo. La única fábrica que trabajaba mediantes rompehuelgas era la   de maquinaria agrícola Mc Cormik.  El día 2, la policía había disuelto violentamente una manifestación de más de 50 000 personas y el día 3 se celebraba una concentración frente de sus puertas.
                             Cuando estaba en la tribuna el anarquista August Spies, sonó la sirena de salida de un turno de rompehuelgas. Los concentrados se lanzaron sobre  aquellos  comenzando una batalla campal. Una compañía de policías, sin aviso alguno, procedió a disparar a quemarropa sobre la gente produciendo 6 muertos y varias decenas de heridos.
                             El 21 de junio de 1886, se inició la causa contra 31 responsables, que luego quedaron en 8. Las irregularidades en el juicio fueron muchas, violándose todas las normas procesales en su forma y fondo, tanto que ha llegado a ser calificado de juicio farsa. 


Los juzgados fueron declarados culpables. Tres de ellos fueron condenados a prisión y cinco a muerte, los cuales serían ejecutados en la horca. El detalle de las condenas es el siguiente:
Prisión
·         Samuel Fielden, inglés, 39 años, pastor metodista y obrero textil, condenado a cadena perpetua.
·         Oscar Neebe, estadounidense, 36 años, vendedor, condenado a 15 años de trabajos forzados.
·         Michael Schwab, alemán, 33 años, tipógrafo, condenado a cadena perpetua.
A muerte
·         George Engel, alemán, 50 años, tipógrafo.
·         Adolf Fischer, alemán, 30 años, periodista.
·         Albert Parsons, estadounidense, 39 años, periodista, esposo de la mexicana Lucy González Parsons aunque se probó que no estuvo presente en el lugar, se entregó para estar con sus compañeros y fue juzgado igualmente.
·         August Vincent Theodore Spies, alemán, 31 años, periodista.
·         Louis Lingg, alemán, 22 años, carpintero para no ser ejecutado se suicidó en su propia celda.
Las condenas fueron ejecutadas el 11 de noviembre de 1887.
Hoy a 129 años del comienzo de aquella historia muchos trabajadores no lograron aún satisfacer aquella utopía y trabajan más de 8 horas diarias, tanto en el país como en el mundo.





En nuestro país mucha fue la sangre derramada para lograr las 8 horas, y vale recordar dos de las centenas de casos, el 1º de mayo de 1909 y la semana trágica de 1919, y aún hoy en el año 2015 son numerosos los trabajadores esclavos o semi esclavos, como los explotados en los talleres clandestinos, o en el campo donde el trabajo en negro ronda el 40%.
Hace dos días dos niños murieron carbonizados en uno de aquellos talleres denunciados, pero que el gobierno de Macri no quiso controlar. Hoy piden el procesamiento de varios funcionarios municipales, entre ellos Rodríguez Larreta.
Otros trabajadores son presa de prácticas abusivas y aprovechadoras como “las horas extras” –otra forma de sometimiento laboral.
La dirigencia gremial actual, en su mayoría—no toda--, es cómplice de aquellas prácticas, baste mencionar al más corrupto de todos, el momo Benegas, titular del UATRE (Trabajadores Rurales), y a muchos otros dirigentes complacientes, los que se ganaron el bien impuesto mote de “BUROCRACIA SINDICAL”.
Éste l º de Mayo, como él años anteriores está privado de grandes actos conmemorativos, acepto algunas excepciones de pequeños grupos de ultra izquierda, o los escasos pequeños a  salón cerrado. ¿Se olvidaron de las conmemoraciones!, se olvidaron de “Los mártires de Chicago”, y de la “Semana Trágica”?
¡¡¡No no se olvidaron!!!, muchos trabajadores actuales se auto excluyen como de clase trabajadora, se autoproclaman de otra clase superior y así eluden la conmemoración.
Dirigentes gremiales como por ejemplo Maturano de la Fraternidad, entre otros “roquean” con el macrismo y los partidos de derecha a la espera de hipotético un nuevo gobierno que vuelva la página atrás, y se caiga nuevamente en las garras del FMI, de las políticas liberales, en el endeudamiento, en la perdida de conquistas, en el ajuste (como el que hoy sufre  Europa), en la dependencia…
Éstos pseudo dirigentes que llegan a proponer “un aumento de tarifas”, son parte de los mismos que pactaron con Menen y De La Rua la traición a su clase.
NO OLVIDARSE QUE LA MEMORIA HISTÓRICA ES UN ACTO DE CONCIENCIA, DE AYER, DE HOY Y DE MAÑANA. LA HISTORIA EXISTE AUNQUE MUCHOS PRETENDAN IGNORARLA O MIRAR HACIA UN CÓMODO COSTADO. ESTAMOS INMERSOS EN ESA HISTORIA AUNQUE CERREMOS LOS OJOS.  






         

viernes, 24 de abril de 2015

EL GENOCIDIO ARMENIO

Eduardo Galeano y su visión de la Cuestión armenia 

 

A 100 AÑOS DEL GENOCIDIO ARMENIO: 1915-2015

Muchos prefieren el olvido, otros se hacen los distraidos, otros, como el gobierno turco se enfurece, otros como el Presidente de los EEUU evita pronunciar la palabra genocidio.

Eduardo Galeano que nos acaba de dejar tiene clara la historia, y vale recordar su esclarecedora palabra.

 





























El luchador y militante de los derechos humanos y por el reconocimiento del Genocidio Armenio, Eduardo Galeano, además de dedicar un poema en su libro Espejos, dijo en una entrevista hace unos años que "la lucha del pueblo armenio por el rescate de su propia memoria y por el reconocimiento internacional de lo que allí ocurrió, es una lucha que no es solamente armenia, es una lucha internacional".

"Es una lucha por el rescate de la memoria. Los pueblos que han sufrido matanzas, como es el caso de los países latinoamericanos que han pasado períodos de represión feroz parecen no tener derecho a la memoria", indicó en una extensa entrevista a Eugenia Akopian.




crucificados



La impunidad es hija del olvido (Eduardo Galeano)

El imperio otomano se caía a pedazos y los armenios pagaron el pato. Mientras ocurría la primera guerra mundial, una carnicería programada por el gobierno acabó con la mitad de los armenios en Turquía:
casas saqueadas y quemadas,
caravanas de desnudos arrojados al camino sin agua ni nada,
mujeres violadas a la luz del día en la plaza del pueblo,
cuerpos mutilados flotando en los ríos.
Quien no murió de sed o hambre o frío, murió de cuchillo o bala. O de horca. O de humo: en el desierto de Siria, los armenios expulsados de Turquía fueron encerrados en cuevas y asfixiados con humo, en lo que fue algo así como una profecía de las cámaras de gas de la Alemania nazi.








fosas comunes

 


Veinte años después, Hitler estaba programando, con sus asesores, la invasión de Polonia. Midiendo los pros y los contras de la operación, Hitler advirtió que habría protestas, algún escándalo internacional, algún griterío, pero aseguró que ese ruido no duraría mucho. Y preguntando comprobó:
- ¿Quién se acuerda de los armenios?





martes, 14 de abril de 2015

EDUARDO GALEANO



 
EDUARDO GALEANO - 1940 - 2015


Periodista, escritor y también poeta uruguayo lo que equivale a decir igualmente latinoamericano, quién con sus “Venas Abiertas…” le supo abrir la cabeza a muchos, a tantos  que hoy le agradecen por haberlos despertado del largo letargo de adormilamiento ideológico.

Se nos fue, pero dejó junto a sus obras impregnadas de fina y sutil belleza, además de un inocultable compromiso, una lección de historia humana que se proyecta hacia el futuro, hacia las nuevas generaciones.

Todo un ídolo de la literatura y un ejemplo de vida investigativa y observadora de una realidad sociológica difícil de apreciar a simple vista, pero de una profundidad incomparable.

Él Eduardo que se nos escabulló en los vericuetos de la vida y la muerte continuará junto a nosotros guiándonos con su claridad de síntesis y de ideales.

¡salud hermano!   




 LOS NADIES





 Sueñan las pulgas con comprarse un perro y sueñan los

nadies con salir de pobres, que algún mágico día llueva de pronto

la buena suerte, que llueva a cántaros la buena suerte; pero la

buena suerte no llueve ayer, ni hoy, ni mañana, ni nunca, ni en

lloviznita cae del cielo la buena suerte, por mucho que los na-

dies la llamen y aunque les pique la mano izquierda, o se le-

vanten con el pie derecho, o empiecen el año cambiando de

escoba.

Los nadies: los hijos de nadie, los dueños de nada.

Los nadies: los ningunos, los ninguneados, corriendo la

Liebre, muriendo la vida, jodidos, rejodidos:

Que no son, aunque sean.

Que no hablan idiomas, sino dialectos.

Que no hacen arte, sino artesanía.

Que no practican cultura, sino folklore.

Que no son seres humanos, sino recursos humanos.

Que no tienen cara, sino brazos.

Que no tienen nombre, sino número.

Que no figuran en la historia universal, sino en la crónica

Roja de la prensa local.

Los nadies, que cuestan menos que la bala que los mata.




Eduardo Galeano 
DEL LIBRO DE LOS ABRAZOS: 1989





LOS FUEGOS

“Un hombre del pueblo de Neguá, en la costa de Colombia, pudo subir al alto cielo.
A la vuelta, contó. Dijo que había contemplado, desde allá arriba, la vida humana. Y dijo que somos un mar de fueguitos.
El mundo es eso —reveló—. Un montón de gente, un mar de fueguitos.
Cada persona brilla con luz propia entre todas las demás.
No hay dos fuegos iguales. Hay fuegos grandes y fuegos chicos y fuegos de todos los colores. Hay gente de fuego sereno, que ni se entera del viento, y gente de fuego loco, que llena el aire de chispas. Algunos fuegos, fuegos bobos, no alumbran ni queman; pero otros arden la vida con tantas ganas que no se puede mirarlos sin parpadear, y quien se acerca, se enciende.

EDUARDO GALEANO
DEL LIBRO DE LOS ABRAZOS  1989


ver video clic abajo

video
 



video