martes, 1 de noviembre de 2016

LA CASA DEL BOTECITO

EL BARRIO QUE NO MIRAMOS





Este antiguo edificio, construido en el año 1895 se encuentra en la calle Corrientes 1974. De una disposición simple, consta de planta baja y primer piso, de estructura sólida, como eran las realizadas en aquellos tiempos.
En la parte central de la azotea se erige un curioso mini monumento en mampostería, con ornamentación, realizado en argamasa, que representa un barquito con dos pasajeros a bordo.
Su explicación la encontramos en los orígenes de su propietario, Manuel Felipe Cánepa Mergerech, oriundo de Liguria, zona marítima de Génova (Italia), una reminiscencia del inmigrante con la que decoró su vivienda a fines del siglo XIX.
Toda una rareza al alcance de nuestra vista si alzamos la vista al cielo.