lunes, 3 de octubre de 2016

ARTUR MILLER



EL 17 DE OCTUBRE DE 1915 NACE ARTHUR MILLER
              UNA VOZ CRÍTICA  DEL “SUEÑO AMERICANO”


“El teatro no puede desaparecer porque es el único arte donde la humanidad se enfrenta a sí misma”
 Arthur Miller

Si es absolutamente necesario que el arte o el teatro sirvan para algo, será para enseñar a la gente que hay actividades que no sirven para nada y que es indispensable que las haya”
Eugene Ionesco


Arthur Miller fue un dramaturgo estadounidense que figura entre los principales autores teatrales del siglo XX, nacido en la ciudad de Nueva York en 1915 y autor de más de 30 obras. Desde sus primeros títulos deja entrever lo que sería el elemento fundamental de todos sus trabajos: la crítica social y la denuncia de los valores conservadores que comenzaban a registrarse en una sociedad fuertemente influenciada por la Gran Depresión y la Segunda Guerra Mundial. 



A menudo incursionaba sobre la clase trabajadora lidiando para lograr el Sueño americano”.
Las obras de Miller también fueron inspiradas por las tragedias de la Grecia y Roma antiguas y sus protagonistas son criaturas que, como héroes de esas tragedias, a menudo morían o se sacrificaban para salvar a quienes los rodeaban.


UN PALADÍN ANTI SISTEMA

Arthur Asher Miller nació en Nueva York (Estados Unidos) el 17 de octubre de 1915, en el seno de una familia de creencias judías. Sus padres fueron los inmigrantes austríacos Augusta Bernett e Isidore Miller, éste se dedicaba a la fabricación y comercialización de ropa, un negocio próspero hasta que fue afectado por el famoso crack de 1929. Estudió periodismo en la Universidad de Michigan, en donde comenzó a destacarse por sus trabajos literarios, especialmente por su comedia “Todavía crece la hierba” (1938). Para pagarse sus estudios trabajaba en un almacén.




Se inició con una serie de obras sin demasiada repercusión a nivel popular, logró el éxito con la novela “Focus” (1945). Su primer gran texto para el teatro fue “Todos eran mis hijos (All my sons, 1947), superado por “Muerte de un viajante (Death of a salesman, 1949), obra que fue galardonada con el Premio Pulitzer de Teatro.
De tendencias políticas de izquierda, fue perseguido en la lamentable “Caza de Brujas” llevada a cabo por el senador McCarthy, y condenado por desacato, pero en la apelación quedaría absuelto. Estos hechos fueron el cimiento de su conocida obra “Las brujas de Salem (The crucible, 1953).
En 1940 se había casado con Mary Grace Slattery, de quien se divorciaría en 1956 y en el mismo año contrajo matrimonio con la famosa actriz Marilyn Monroe; en 1961 terminarían separándose. En 1962 se vuelve a casar, esta vez con la fotógrafa de procedencia austríaca Inge Morath, enviudando en 2002.
Es uno de los dramaturgos estadounidenses más importantes del siglo XX, sus textos, muchos de ellos de basamento autobiográfico, retratan con una mirada crítica su contexto social. Arremetió contra la deshumanización de la vida estadounidense y se aproximó al marxismo, aunque criticando algunos aspectos. Se opuso activamente a la caza de brujas de McCarthy y denunció la intervención de Estados Unidos en Corea y Vietnam. Fue delegado en la convención demócrata de 1968, pero terminó en una posición escéptica respecto de la política. 



Como escritor, obtuvo su mayor éxito con la publicación en 1987 de su autobiografía, esperada con curiosidad y publicada en todo el mundo con gran recibimiento de público y crítica, convirtiéndose luego en una de las mejores obras de teatro norteamericanas de nuestro siglo, y de quien durante toda su vida pública se enfrentó a las presiones del establishment.
“La vida es como una nuez; no puede cascarse entre almohadones de plumas”.


LA FORMACIÓN DE LOS ESTADOS UNIDOS Y EL SUEÑO AMERICANO

Fue a partir de 1614, cuando unos peregrinos “predestinados” arribaron en el barco Mayflower y se encontraron con una tierra inhóspita, salvaje, pero habitada. Los recién llegados que se pretendían puritanos y creían en un Dios que mandaba señales, una de ellas era el éxito en el trabajo, nunca cumplieron con los compromisos hechos a los nativos.
La idea de predestinación y de trabajo es esencial en EE.UU., donde creían y creen que son la nación elegida para salvar a otras del mundo, y es de allí donde surge aquel “Sueño americano”, que los marcó y los marca en una gris existencia con un complejo de superioridad, y una idea de frontera y “libertad” (a su manera) sin límites.
 La definición de “Sueño americano” (en inglés: the American dream) puede definirse en general como la igualdad de oportunidades y libertad que permite que todos los habitantes de Estados Unidos logren sus objetivos en la vida únicamente con el esfuerzo y la determinación. La idea fue expresada por primera vez en 1931 por el historiador estadounidense James Truslow Adams, y se refiere a que la prosperidad depende de las habilidades de cada uno y de su trabajo, y no de un destino rígido dictaminado por la jerarquía social, aunque el significado de la frase fue cambiando durante la historia.
 Aquel sueño se convirtió en un “Sueño capitalista ilimitado”, el del famoso Tío Sam subiendo exitoso los escalones del progreso, aún pisando la cabeza de los demás.
 Desde allí radica la obra Miller, que pintará magníficamente y con la maestría de un artista de las letras aquella intrincada sociedad, en gran parte racista y en otra parte egoísta y autosuficiente.
Es también allí donde Miller tropieza con aquellos valores, entra en contradicción con ellos y debe enfrentarse con un antagonista poderoso, de una superioridad muy difícil de enfrentar, aunque no dejará de hacerlo durante toda su vida.
 Considerado un dramaturgo “muy popular y predecible” que podría haber ganado el premio Nobel; nunca lo recibió al igual que otros formidables escritores y poetas. Los premios literarios casi nunca nos indican nada sobre la excelencia de un libro o las destrezas técnicas de su autor.
No interesa cuál sea la catadura del premio, ni siquiera es relevante que el jurado sea honesto o la selección sea justa. Tampoco cuenta que sea el premio Nobel, Booker, Pulitzer, Goncourt, o el de algún ayuntamiento perdido en el mapa y en la historia. Aunque esté dirigido a la trayectoria del autor o a un libro concreto.
Marcel Proust, Mark Twain, Julio Cortázar, León Tolstoi, Franz Kafka y Jorge Luis Borges, tampoco recibieron el preciado “Nobel”.


SUS OBRAS MÁS IMPORTANTES:

“La manzana no puede ser vuelta a poner de nuevo en el árbol del conocimiento; una vez que empezamos a ver, estamos condenados y enfrentados a buscar la fuerza para ver más, no menos.”

"Todos eran mis hijos" se estrenó en Broadway en 1947. Fue un éxito y contaba la historia de un hombre muy desesperado por cuidar su fábrica que vendía partes mecánicas defectuosas para tanques a los militares durante la Segunda Guerra Mundial. Como muchas de sus obras, se centra alrededor del tema de la desesperación y la responsabilidad familiar y ciudadana de la noción del Sueño americano.
"La muerte de un viajante" se presentó en 1949 en Broadway y es una de sus obras más famosas. También lidia con la desesperación, la responsabilidad familiar y el Sueño americano. La historia trata sobre un viajante fracasado que está volviendo a examinar su vida y tratando de encontrar una forma para salvar a su familia de la pobreza. Con la imposibilidad de hacer suficiente dinero para sostener a los suyos, el personaje principal, Willy Loman, decide suicidarse para que su familia pueda cobrar su seguro de vida. La obra ganó el Premio Pulitzer y el concurso Tony por "Mejor obra".

"El crisol" o “Las brujas de Salem” debutó en Broadway en 1953. En esta obra se sirve de un acontecimiento real del siglo XVII para atacar la caza de brujas dirigida por el senador McCarthy de la que él mismo fuera víctima. Cuenta la historia de niñas pequeñas en Salem que repentinamente tenían paranoia y la histeria masiva que se generó cuando fueron atrapadas y comenzaron a acusar a otros residentes de la ciudad de hacer brujerías para evitar ellas mismas el castigo.

"Panorama desde el puente" debutó en Broadway en 1955. Transcurre en los años cincuenta del pasado siglo, en los suburbios portuarios de Nueva York. En ese decorado dominado por la imponente presencia del puente de Brooklynaborda Miller el drama de los inmigrantes ilegales, sobre cuya existencia precaria y clandestina se cierne la amenaza de los funcionarios de Inmigración y la posible expulsión del país.

Tanto como dramaturgo y como ser humano, luchó y arriesgó durante toda su larga vida; tal como lo admite: No me arrepiento en absoluto de haber corrido todos los riesgos por aquello que me importaba”. Arthur Miller falleció el 10 de febrero del año 2005. Tenía 89 años.

Miguel Eugenio Germino

Fuentes:
-http://www.epdlp.com/escritor.php?id=2043
-http://www.taringa.net/posts/imagenes/13603019/Quien-fue-Arthur-Miller.html
-http://html.rincondelvago.com/literatura-norteamericana-del-siglo-xx.html
- http://www.ehowenespanol.com/obras-famosas-arthur-miller-info_343728/
-https://www.google.com.ar/?gws_rd=ssl#q=las+brujas+de+salem+arthur+miller
-http://www.casadellibro.com/libro-vueltas-al-tiempo/9788483832721/1816799