jueves, 4 de octubre de 2012

EL CONFLICTO ESTUDIANTIL



Las Escuelas secundarias tomadas
                 
                  Superan la treintena los  colegios porteños que  mantienen la toma en reclamo por no ser consultados en la modificación de la currícula, reclaman que no fueron convocados ni se tomó en cuenta sus opiniones para realizarlos.
                 Entre otros puntos, los jóvenes cuestionan que quiten horas de dibujo técnico, taller, laboratorio y educación cívica y que se los reemplace por una mayor carga horaria de lenguaje, matemática e inglés, “lo que transformaría al nivel técnico en un bachillerato”, sostienen los alumnos. El gobierno porteño asegura que los cambios obedecen a los lineamientos del Consejo Federal de Educación emitidos en el 2009 y que se debe realizar la reforma para que los títulos tengan validez nacional.
                Los estudiantes rechazan  los términos de una carta que el Ministerio de Educación porteño envió   a las escuelas en  un intento de desmovilización de los estudiantes, ya que propone una participación en  jornadas de información sobre el cambio curricular pero las mismas no tienen ningún poder resolutivo, es un intento para acallar el reclamo”. Precisaron los estudiantes. “La carta no hizo otra cosa que potenciar la protesta y los motivos por los cuales la llevan adelante.