jueves, 2 de junio de 2016

MARIQUITA GALLEGOS




Una estrella con luz propia






A los 5 años entró al Conservatorio Nacional de Música y a los 12 ya era profesora de piano y música. Luego estudió danzas clásicas, arte escénico y canto.
Adelantada en el colegio primario, entró a la Facultad de Psicología muy jovencita. Al mismo tiempo se presentó a un casting donde quedó elegida por Narciso Ibáñez Serrador para un papel importante como “mucamita” en el recordado Teatro Buenos Aires de Corrientes y Callao, en la obra “Aprobado en castidad”, junto a Pepita Serrador, Guillermo Bredeston, Alita Roman, Amalia Bernabé, Rodolfo Oneto y el propio Narciso.
Se inició en R.C.A. Víctor como cantante de discos. Se desempeñó en España e Israel como conductora de “La gran vidriera”, programa de éxitos emitido más de 20 años por canal de cable.
Sus personajes especiales (maestros) fueron, entre otros, Alfredo Alaria y Blackie.
Actuó en las películas: “La cigarra está que arde”, “Los caballeros de la cama redonda”, “Los doctores las prefieren desnudas”, etc.
Fue compañera de Luisito Aguilé y esposa de Juan Carlos Mareco. Ambos fallecidos con 2 días de diferencia en el mismo año.
Mariquita participó en teatro, cine, televisión y teatro de revistas con energía y muchas ganas de entretener y ofrecer alegría con ingredientes: sal y pimienta.
Animadora de personalidad encantadora, con atributos artísticos, creativos, gestuales. Su figura nos recuerda canciones y melodías frente a las luces del varieté.
El escenario es el sitio adecuado donde hace décadas cumplió sus sueños artísticos. Aquella “pequeña mucamita” es hoy en la obra de Luis Peñafiel (Narciso Ibáñez Serrador) una “pícara comediante”.

Natan Blum