miércoles, 22 de septiembre de 2010

PRIMERA PÁGINA 17º ANIVERSARIO



EDITORIAL

“Te acordás hermano qué tiempos aquellos…”, época más que negra de la instalación de la dictadura militar, treinta y tantos años atrás, cuando el “noble” apellido Martínez de Hoz se asocia para dotar de la “pata” civil, al gobierno que traerá al país terribles consecuencias sociales, políticas y brutales violaciones a los derechos humanos.

Pero veamos un poco el origen de tan “noble” apellido, que desgraciadamente no es el único en nuestra historia: “José Martínez de Hoz perteneció al sector de los comerciantes del Virreinato que trabajaban con mercaderías importadas introducidas de contrabando. Se oponía a la instauración del libre comercio, apoyando en cambio que España fuese la única plaza facultada para comerciar legalmente con Buenos Aires. Fue Regidor y Alcalde del primer voto del Cabildo de Buenos Aires y síndico del Consulado. Tomó parte del cabildo abierto del 22 de mayo de 1810. Al no tener descendencia mandó llamar de España a su sobrino Narciso de Alonso Martínez, que llegó a Buenos Aires el 5 de febrero de 1792, a los 12 años de edad. José murió el 4 de junio de 1819, pero su sobrino tomó su apellido como reconocimiento.”

“Así, Narciso de Alonso Martínez de Hoz continuó con el apellido y los negocios de su tío. Se dedicó a la explotación agropecuaria en los campos San Martín, en Cañuelas, y El Araza, en Castelli. Formó parte de la primera Sociedad Rural Argentina, también administró una sociedad benéfica. Tuvo 11 hijos con su esposa Josefa Saturnina Fernández de Agüero.”

“Narciso falleció en 1848 y uno de sus hijos, José Toribio Martínez de Hoz, se convirtió en uno de los fundadores de la actual Sociedad Rural Argentina, el 10 de julio de 1866. La presidió hasta el año 1870. José fue además senador nacional por la ciudad de Buenos Aires, miembro de la Convención Nacional de 1860, presidente del Banco de la Provincia de Buenos Aires y presidente de la Comisión de Reconstrucción de la Aduana. Murió a los 48 años. Sus hijos pequeños fueron a estudiar a Inglaterra. Tardaron 20 años en poder volver y retomar el negocio familiar.”

“El miembro más conocido de la familia es José Alfredo Martínez de Hoz, nacido en 1925. Él se desempeñó como ministro de Economía del país entre 1976 y 1981, durante el Proceso de Reorganización Nacional.”

¿Te acordás hermano?… cuando la “patria financiera” se reinstalaba en los “tiempos de democracia recuperada” del “hermano” Carlos Menem y el “hermano” Domingo Cavallo (alias Minguito), y de los tíos y sobrinas De la Rúa y Patricia Bulrrich.

¿Te acordás?… de las colas aquellas que los miles de ahorristas formaban en el microcentro “en detrás” del Sr. Dólar, apostando al corto vuelo de la perdiz. Claro que no todos eran ahorristas, en el país también había laburantes a los que el salario no les alcanzaba para dólares, para ellos, nacerán los patacones y los Lecop.

¿Te acordás?… de los importados, de la destrucción de nuestra industria, del remate de las empresas públicas.

¿Te olvidaste hermano?... del “corralito, del corralón, del ¡que se vayan todos!

¿Te olvidaste?… de los políticos “guardados”…escondidos debajo de la cama.

¿Te olvidaste hermano?... del desastre, de la represión, de los 22 muertos en Plaza de Mayo y otros lugares del país, en los días cuando De la Rúa se tomó el bondi… (mejor dicho el helicóptero), dejando atrás un país destrozado, endeudado, acorralado, arruinado.

¿Te olvidaste hermano?... del 13% descontado a los jubilados y empleados públicos, de la tarjeta Banelco, de la flexibilidad laboral.

¡Que poca memoria tenés hermano, y pensar que salimos del mismo vientre argentino!

Que de tanta falta de memoria fuiste un día a cacerolear con la olla de teflón a Callao y Santa Fe, para rendirle pleitesía “al campo”, que pedía eliminar las retenciones a la soja, aprovechando las rentas extraordinarias de exportar ese yuyo maldito que destruye los campos y engorda las faltriqueras de los “nobles” apellidos de la Rural, de Coninagro y de la Federación Agraria mediatizada en la “Mesa de Enlace”

¿Qué hacer entonces hermano?... continuar engordando a los Martínez de Hoz y Compañía, ¿o rebelarnos?

¡Pensalo bien hermano… todavía estás a tiempo! No consumas la carne podrida que expectoran los medios de este sistema perverso, patrocinado por la Sociedad Interamericana de Prensa y los nacionales como: La Nación de los Mitre-Saguier, La Prensa y La Capital de Mar del Plata de los Aldrey Iglesias, Clarín de los Noble-Magnetto, La Nueva Provincia de los Massot, La Capital de Rosario de los Vila, y otros pequeños aprendices de brujos que te envenenan la sangre.

¡Pensalo hermanito!

Hasta la próxima