lunes, 2 de mayo de 2016

EL CLUB BILDERBERG




El 29 y 30 de mayo de 1954 irrumpe en la política mundial un gobierno en las sombras: “El Club Bilderberg” 





"El Club Bilderberg es una cinta transportadora para la guerra: es un elemento importante que al mismo tiempo puede vender armas y manteca a todos los miembros de cualquier tipo de conflicto"
 Daniel Estulin (escritor ruso)


El Club Bilderberg es un grupo totalmente real y tangible. Existe como una institución misteriosa y ultra secreta, integrada exclusivamente por poderosos magnates del mundo.
En más de sesenta años de reuniones en las que se ha producido una concentración inusitada de poder y dinero, nunca se ha filtrado ninguna información de lo que se debatía, jamás han dejado entrar a la prensa a sus deliberaciones, ni se ha emitido ningún comunicado sobre las conclusiones a las que habían llegado los asistentes, ni tampoco se ha hecho pública ningún acta con el orden del día. Se han publicado algunos artículos e incluso varios libros sobre él, de algunos investigadores que arriesgan su pellejo.


EL EL 2015 SE REUNIERON EN ÉSTE HOTEL DE LOS ALPES SUIZOS



DANIEL ESTULIN: INVESTIGADOR

 Investigó las actividades secretas del Club Bilderberg desde hace quince años. Su primer libro sobre el Club, “La Verdadera Historia del Club Bilderberg”, publicado por Editorial Planeta en 2005, se ha convertido en un bestseller internacional, presente en 42 países y traducido a 24 idiomas, ha sido galardonado en Canadá con el premio The Kingston Eye Opener al mejor libro de no ficción extranjero.
Ahora, en su último y más polémico libro, “Los secretos del Club Bilderberg”, Estulin desvela las intrigas ocultas de los principales políticos y empresarios de nuestros tiempos y demuestra cómo el Club Bilderberg ha manipulado la cultura hasta convertirla en un instrumento de lavado de cerebro de masas y así se ha servido de conflictos, como los de Kosovo o Afganistán, para consolidar su monopolio en uno de los negocios más lucrativos de todos los tiempos: el tráfico de drogas.
Poniendo a veces en peligro su propia vida, Estulin ha descubierto las perversas intenciones de esta poderosa organización y ha desenmascarado a sus miembros. Fue uno de los dos únicos periodistas en todo el mundo que averiguó e informó de la reunión secreta del Club Bilderberg en Baviera en 2005 y ha sido el reportero más destacado en la cobertura de la reunión de 2006 en Canadá.





CLASES POPULARES Y CLASES PODEROSAS

Al parecer, el transcurrir de la historia no ha dotado todavía a las clases populares de la experiencia necesaria para afrontar a su eterno adversario: las clases dominantes.
En algunos casos tal vez la candidez, la ingenuidad y hasta la inocencia, actuaron en su contra para perder territorio ideológico conquistado, y en otros, los errores, la propia corrupción y la traición fueron los determinantes de sus retrocesos después de los avances.
 Mucho tiene que ver también la identificación y subestimación del enemigo principal, el sectarismo, y una adecuada política de alianzas.
En cambio, la clases dominantes siempre tuvieron un panorama bien claro de quién era su enemigo, y la paciencia para desestabilizar gobiernos progresistas, claro está que en casi todos los casos, nunca habían perdido “el poder real”, y como si fuera poco, el poder subterráneo, en las sombras, para cumplir sus objetivos. No importa el tiempo, ni los costos, para ello tienen los medios económicos suficientes de financiación y de la prensa dispuesta, para apuntalar sus nefastas actividades anti populares y antidemocráticas.
Para ellos, “La Democracia”, es un mero acto formal, que moldean a su conveniencia y hasta no tienen empacho de violarla o deformarla para acomodarla a sus intereses.
 Se han dado casos en el mundo que respaldan esta afirmación, como la caída del campo socialista y los derrocamientos de gobiernos constitucionales en Honduras y Paraguay.


MANIFESTACIÓN DE REPUDIO AL CLUB SECRETO

Por supuesto que nunca los golpistas han dicho que lo que perpetraban eran golpes de Estado. Éstos, apoyados por la prensa y los EE.UU., siempre hablaron de “pronunciamiento militar, levantamiento nacional, incluso de revolución”, escondiendo bajo una fachada semántica, algo sencillamente identificable: “un Golpe de Estado”.
 El 11 de abril de 2002 se produjo un intento de derrocamiento contra el presidente constitucional de la República Bolivariana de Venezuela Hugo Chávez, enmarcado en fuertes protestas y una huelga general convocada por Fedecámaras, que duró más de tres días, causando varios muertos. Sectores del Alto Mando Militar secuestraron a Chávez, y colocaron en la presidencia a Pedro Carmona Estanga, reconocido inmediatamente por los EE.UU., y su ladero político Israel. Luego de fuertes protestas de los simpatizantes de Chávez y presiones internacionales –ya que muchos países no reconocieron a Carmona–, los militares leales al gobierno retomaron el poder y Chávez reasumió la presidencia en la madrugada del 14 de abril de 2002.
 El 28 de junio de 2009 en Honduras, el presidente Manuel Zelaya fue secuestrado por tropas del ejército en su residencia en Tegucigalpa y, en pijama y sin sombrero, arrojado en un avión rumbo a Costa Rica.
 El 22 de junio de 2012, una conjura parlamentaria, expulsó al presidente constitucional Fernando Lugo en Paraguay.
 En el verano del año 2014, en Venezuela, las acciones vandálicas denominadas “Guarimbas” han cobrado las vidas de más de 20 ciudadanos y además 193 heridos. Se logró la detención de su cabecilla, Leopoldo López, al que hoy el nuevo presidente de Argentina, Mauricio Macri, pretende reivindicar como “preso político”.
 
 
“EL CLUB BILDERBERG”

 Los días 29 y 30 de mayo de 1954 tuvo lugar la primera reunión, en Holanda, en el hotel Bilderberg (de allí el nombre que adoptaron), propuesta por el emigrante judío y consejero político Polaco Jozef Retinger, que preocupado por el antiamericanismo que estaba causando el Plan Marshall en Europa, decidió reunir a líderes europeos para promover un entendimiento.
Entre los invitados estuvieron el príncipe neerlandés Bernardo, que decidió promover la idea, David Rockefeller, quien financió la reunión y el primer ministro belga Paul van Zeeland.
El éxito del encuentro animó a los organizadores a preparar una conferencia anual. Se creó un comité de dirección. Retinger fue designado secretario permanente y al igual que organizaba las conferencias, el comité de dirección también mantenía un registro de los nombres de los asistentes y detalles de contacto, con el objetivo de crear una red informal de individuos que se podrían invitar unos a otros en privado.
El propósito declarado era “hacer un nudo alrededor de una línea política común entre Estados Unidos y Europa en oposición a Rusia y al comunismo”. El economista holandés Ernst van der Beugel sustituyó a Retinger en el puesto en 1960, tras la muerte de éste. El príncipe Bernardo fue presidente de la reunión hasta su muerte, en 2004.
 Así anualmente se reúne “el Grupo” en palacios u hoteles aislados, lejos de miradas indiscretas y del periodismo, en la que suelen participar unas 130-150 personalidades “destacadas”, todas ellas pertenecientes a la gran banca internacional, a las grandes multinacionales y a la alta política, en especial del mundo occidental, algunos presidentes participan secretamente, como se sospecha lo hizo Obama. De esas 130-150 personas, una pequeña parte es “el núcleo duro” que asiste a todas las reuniones, mientras que el resto son invitados ocasionales que van a recibir órdenes y el visto bueno de aquel.
Entre este grupo duro conviven sectores de camuflada ideología neonazi, como lo era uno de sus fundadores, el príncipe Bernardo de Holanda, con poderosos grupos sionistas más propensos a instaurar un “Orden Universal”.
¿Cuál sería el fin último de este Club?
¿Implantar en el planeta una globalización fascista o sionista?: un plan cuyo objetivo es la destrucción de los Estados Nacionales para poder pasar todo el poder económico-financiero a un pequeño grupo privado de bancos y multinacionales controladas por el sionismo internacional. Privatizar la creación de dinero (esto ya se ha conseguido en Estados Unidos y en Europa), para tener endeudados y sometidos a los Estados, privatizar los recursos naturales, en especial minerales, agua o hidrocarburos. “La estructura que debería desaparecer es la Nación”.
Se asegura que es una de las organizaciones secretas que dirigen el planeta, que sus miembros son hacedores de reyes y que nadie llega a puestos relevantes sin haber sido antes miembro de este foro informal que reúne anualmente a lo más granado de la política y del mundo académico y empresarial.
Aunque aparentemente se generen ciertas contradicciones ideológicas y filosóficas, queda claro que mediante el capitalismo más recalcitrante se llega fácilmente a un totalitarismo fascista. ¿Acaso ciertas políticas del Estado Israelí, no son típicas del fascismo?
 ¿Qué asuntos abordan?: Principalmente temas de actualidad internacional, economía y tendencias de opinión, aunque se publica un orden del día ambiguo, y sus enunciados no dan pistas. Últimamente se prevé un análisis de la recuperación económica tras la crisis, la justificación de la privacidad, el impacto de la tecnología sobre el empleo, el porvenir de Europa, la nueva arquitectura de Medio Oriente, la situación de China y Ucrania, el “futuro de la democracia y el dilema de la clase media”.
 ¿Qué no se sabe?: El misterio que rodea sus cónclaves anuales es el mejor caldo de cultivo para todo tipo de teorías, incluidas, por supuesto, las conspirativas. Étienne Davignon, presidente del club, asegura que su opacidad propicia que los participantes no estén sujetos a las convenciones de sus cargos o condicionados por posiciones ya acordadas. No faltan quienes afirman que el cónclave es la Biblia de organismos como la ONU, la OTAN, el FMI, el BCE o la Comisión Europea.
 Para sus críticos, es un club en el que los líderes de los grandes bancos, las grandes multinacionales, comisarios de la Unión Europea y políticos de las principales potencias se reúnen para perpetuar el capitalismo a través de pactos secretos.
Como conclusión esta organización muestra un poder mundial oculto y también la ventaja que ostentan ideologías poderosas frente a las aún endebles, de signo popular.

 Miguel Eugenio Germino


Fuentes:
 Paranoia-Extrema.html
 -- http://www.taringa.net/posts/info/10988330/El-Club-Bilderberg-Los-Amos-Del-
 Mundo.html
 -- http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2015-06-07/todo-lo-que-
 sabemos-sobre-la-proxima-reunion-anual-del-club-bilderberg_868154/
 -- http://codigonuevo.com/club-bilderberg-los-poderosos-que-controlan-el-mundo/
 --http://www.elobservador.com.uy/el-misterioso-club-bilderberg-el-poder-y-el-
 secretismo-n653672