lunes, 4 de julio de 2016

EL ATAQUE A TIEMPO ARGENTINO


Una patota destruyó las instalaciones de Tiempo Argentino y Radio América ante la pasividad de la Policía Federal

 

EL PERIÓDICO PRIMERA PAGINA REPUDIA EL INFAME HECHO , SE SOLIDARIZA CON LOS COMPAÑEROS PERIODISTRAS Y TRABAJADORES DEL DIARIO Y DE LA RADIO, Y RECLAMA LA DETENCIÓN Y JUZGAMIENTO DE LOS VÁNDALOS QUE LA POLICÍA DEJÓ EN LIBERTAD.


tiempo


Así quedaron las instalaciones de Tiempo Argentino y Radio América tras el ataque de una patota mandada por Martínez Rojas y cuidada por la Policía Federal.
Una patota de forajidos con la cara cubierta destrozó las instalaciones del diario Tiempo Argentino y Radio América en el barrio porteño de Palermo. Los trabajadores de los medios denunciaron que actuaron por órdenes del supuesto dueño Mariano Martínez Rojas.
Los periodistas y demás empleados del diario y la radio que pertenecieron al grupo mediático que encabezaron Sergio Szpolki y Matías Garfunkel se hicieron cargo de los medios cuando estos dejaron de pagar los salarios y “simularon”, de acuerdo a las denuncias, una venta a Martínez.
Los patoteros llegaron en la madrugada de este lunes a la sede de la calle Amenábar, goleparon al sereno y destruyeron buena parte del mobiliario del interior del edificio. Mientras tanto, en el exterior la Policía Federal custodió la puerta para impedir el ingreso de los trabajadores que fueron llegando con la intención de defender el lugar de trabajo.
Los trabajadores de Tiempo y América llevan medio año sin percibir salarios, a pesar de lo cual han llevado adelante una cruzada épica para mantener en pie los medios. Szpolski y Garfunkel se mantuvieron al frente mientras cobraron suculentas pautas oficiales con el kirchnerismo en el poder. Luego dejaron a cientos de trabajadores librados a su suerte.