viernes, 22 de julio de 2016

LA SITUACIÓN EN TURQUIA

UNA AMIGA QUE VIVE EN BÉLGICA  CUENTA SOBRE TURQUÍA.
 

Un breve pantallazo sobre la Turquía de hoy.
Fue, hasta el acceso de Erdogan al poder, un país predominantemente republicano y laico, a pesar de ser uno de los mayores países de confesión musulmana. La herencia de Ataturk. Erdogan es un islamista cada vez más decidido a rediseñar la fisonomía del país, quiere llevarlo hacia una religiosidad más rigurosa, un sistema fuertemente presidencialista de corte autoritario, y una mano dura, pero muy dura, contra los opositores, en particular la comunidad kurda. Un gobernante que encarcela periodistas, persigue al principal sindicato docente EGITM SEN porque defiende el derecho de los kurdos a ser educados en su lengua materna, ahoga por la fuerza a las incipientes expresiones políticas opositoras. Basta leer los numerosos documentos de Amnistía Internacional o de Human Rights Watch dedicados a Turquía.
Al mismo tiempo es un hábil negociador que ha sabido manejar con indudable éxito (entre comillas, ¿éxito para quién?) su posición estratégica, no solo desde el punto de vista geopolítico, también por su condición de miembro de la OTAN y la capacidad operativa de su ejército (el octavo ejército del mundo, según el sitio web Global Firepower). Desde Turquía, desde una base de la OTAN, salen los aviones y drones que van a bombardear a las zonas controladas por el pseudo estado islámico.
Con Turquía, la Unión Europea ha firmado un polémico y controvertido acuerdo de colaboración para sacar a los refugiados/as que están en Grecia y llevarlos a centros de acogida en su territorio, a cambio de 6.000 millones de euros (la UE había ofrecido “solo” 3.000 millones, pero Erdogan pidió y obtuvo el doble) y algunas facilidades tales como visas sin muchos requisitos para que los turcos puedan entrar en la Unión y una posible reapertura de las negociaciones para la incorporación a la UE, congeladas desde hace años. La solución del problema de los refugiados… (Sic) que en un porcentaje importante son kurdos…los mismos a los que Erdogan persigue ferozmente… ¡Vergonzoso! Estoy convencida de que a los refugiados les llegaran, con suerte, las migajas de esos miles de millones de euros…
Turquía, que espera desde hace 40 años que la dejen entrar a la UE sin lograrlo, entre otras cosas porque un país de 80 millones de musulmanes no entra a un club cristiano preferente…
Erdogan, entre otras cosas, representa el cansancio de la élite política turca que se hartó de esperar y empezó a mirar hacia adentro y hacia el este en lugar del oeste.

2. El golpe. Otra vez ¿a quién beneficia el crimen?
Algunas preguntas que provoca el hecho: ¿Cómo es posible que en un país donde hasta los teléfonos privados están super controlados, no se sepa que está en marcha un golpe en el que al menos estaban implicados presuntamente esas 3.000 personas que han sido detenidas un minuto después del fracaso del putsch?
Las manifestaciones “espontáneas”, convocadas por Erdogan, están protagonizadas en su mayoría por hombres, observadas con mucha parsimonia por la policía, la misma que suele reprimir con violencia cualquier intento de manifestación.
Hoy los corresponsales en Turquía dicen que es muy posible que el Estado Mayor del ejército haya sabido de manera anticipada que se fraguaba un golpe por parte de la minoría “kemalista” (pro republicana y laica)…Hoy la represión desatada para “limpiar” según palabras de Erdogan a todos y todas los que conspiran contra su gobierno, se está llevando por delante no solo a lo que queda de ese “kemalismo” militar, también a los opositores civiles. Hay más de 2000 magistrados suspendidos cuya relación con el golpe no queda para nada clara, por ejemplo.
No sé porque a medida que llegaban las informaciones cruzó por mi cabeza el recuerdo de aquel golpe del general Valle… ¿El gobierno sabía y dejó hacer para poder desatar impunemente la represión?
Hoy Erdogan es más fuerte que antes del golpe y puede hablar de reimplantar la pena de muerte contra los golpistas, reales o presuntos…

3. La respuesta de Occidente.
La primera en responder a las noticias sobre el intento de golpe fue la OTAN. Turquía, reitero es un miembro importante de la alianza militar.
El segundo fue el gobierno de EE.UU. Su preocupación es geoestratégica, la base militar ya mencionada.
Y por último, y a pesar de que todos los ministros de relaciones exteriores de la Unión Europea estaban reunidos en Mongolia, lentamente fueron manifestándose los gobiernos de la región más cercana y a la que más podría afectar la desestabilización política de Turquía… Francia dice por medio de su ministro “la defensa de la democracia no significa firmar un cheque en blanco al Sr. Erdogan”…Alemania, país en donde viven muchísimos turcos, primera minoría étnica, dice algo parecido. Pero todos hablan, como dicen los españoles “con la boca pequeña”…o sea tratando de no molestar demasiado al Sultán…
En resumen, en mi modesta opinión Alejandro, el golpe fracasa, pero la democracia no triunfa.
Erdogan es una especie de Somoza de la UE…recuerdan la frase famosa “es un hijo de p…pero es nuestro hijo de p…”
Lamento disentir con el comentario, no hay tal uso legítimo de la violencia por parte del gobierno turco, si acaso es solo legal…Los próximos días nos dirán hasta dónde es capaz de llegar Erdogan, pero se anuncian oscuros días en un país fuertemente dividido, con serios problemas sociales y comunitarios, con un porcentaje creciente de refugiados/as aceptados de mala gana por una parte de la población (hablamos de más de 3 millones de refugiados hoy en día) Una bomba de tiempo a las puertas de una Europa ya bastante sacudida en todos sentidos…