Entrada destacada

PRIMERA PAGINA Nº 265 - JULIO DE 2017

sábado, 2 de julio de 2016

PERIÓDICO PRIMERA PAGINA: EDITORIAL JULIO DE 2016



  

EDITORIAL Nº 253 – JULIO DE 2016

































“Hecha la ley, hecha la trampa”, este proverbio procede del libro “Secreto Tíbet” de Fosco Moraini (1912-2004) en el que nos cuenta cómo una comunidad de monjes japoneses tenía una regla que sólo les permitía comer carne de animal marino. Entonces, listillos ellos, decidieron llamar al jabalí "ballena silvestre" y desde ese momento se comían al puerco sin ningún escrúpulo.  




En una trampa hasta los ratones caen. Nadie es infalible, y siempre es posible que seamos engañados”




Sentencia el proverbio popular “Hecha la ley, hecha la trampa” y no es exagerada esta aguda sentencia popular para calificar así a una “ley ómnibus” que vendría presuntamente a “reparar” una historia de injusticias cometidas nada menoscontra los jubilados, que después de toda una vida laboral reciben un “mendrugo miserable” de lo que aportaron a la sociedad.

 Esta ley mezcladora de mil temas, vendría a reparar injusticias de muchos años atrás, agravadas con el gobierno de Menem, las leyes de Convertibilidad (1991) y de Privatización de las Jubilaciones (1993), o sea desde hace 26 años.

 Pero no es así, viene a engañar al pueblo incorporando temas que poco tienen que ver con las jubilaciones. Todo a la medida de Cambiemos, ya que le sería más complicado presentarlos por separado. ¡¡¡Una porquería!!!

Además, con la billetera en mano, extorsionó a gobernadores, diputados y senadores (extorsionables) para conseguir los votos.

El art. 14 bis garantiza que las jubilaciones son irrenunciables, y hacen a la dignidad de la persona humana, agregando posteriormente el derecho a jubilaciones y pensiones móviles, además es una remuneración compensatoria del salario en actividad.

Menem, alumbró la jubilación privada, ¡¡¡recuerdan!!!, la que establecía comisiones del 30% de los aportes de los trabajadores para las empresas “jubiladoras” (AFJP). Una verdadera apropiación jamás vista, mientras remataba todas las empresas públicas (entre ellas YPF) para pagar los ajustes a los jubilados. ¡¡¡Se olvidaron!!!

 Así se mantuvieron inamovibles las jubilaciones y pensiones durante 10 años, la mínima era de $ 150 (con el cuento de que eran 150 dólares otra mentira infame), esta situación produjo la demanda de muchos jubilados, a partir de los casos Adolfo Badaro y Alberto Elliff, que llegaron a la Corte. ¡¡¡Se olvidaron!!!

Luego vendrá la rebaja de De la Rúa y Patricia Bullrich del 13% a las jubilaciones y los sueldos de los empleados públicos.

Hoy, para supuestamente “reparar aquel afano”, se mezcla la Biblia con el calefón en una ley que lo abarca todo, la renuncia de derechos adquiridos, el aumento de edad jubilatoria para la mujer, la reducción de haberes y retroactividades, un blanqueo de capitales mal habido a los que ni siquiera obliga a radicarse en el país, la derogación de impuestos, además de ser necesario permite echar mano al "Fondo de Garantía de Sustentabilidad" (una verdadera previsión a futuro del sistema) constituido con la reestatización de la privada y el restablecimiento de la “jubilación solidaria”, durante el anterior gobierno, a quien hoy le achacan las culpas. En todo caso, la única reparación histórica lógica, sería reconocer el 82% móvil.

 Esta ley, consensuada con Sergio Massa (que se las da de protector de los pobres, chumba en un canal de TV, y vota luego a ojos cerrados todas las leyes anti-populares de Cambiemos, además de pretenderse futuro presidente) y Diego Bossio (otro de los tantos traidores que abundan en el FpV), permitirá caer otra vez en la trampa, con un “nombre engañoso de reparación”, por el que los que los jubilados que acepten perderán de entre un 50 y 70% de sus derechos, especulando con la necesidad perentoria de quienes en el ocaso de sus vidas, ven una tabla de salvación en un océano agitado. Todo lo que presagia una nueva catarata de juicios, ya que los derechos jubilatorios son irrenunciables.

La falta de previsibilidad a futuro del sistema llevará en dos o tres años al quiebre del mismo y… entonces… volvería la jubilación privada.

La jubilación es un sustituto del sueldo del trabajador en actividad, a futuro con más de 200 mil desocupados, un trabajo en negro del 40% y una carestía de vida desenfrenada, agravada por los tarifazos, instaurando una atmósfera de incertidumbre, ya que jamás apelarán a crear un impuesto a la riqueza, a los grandes supermercados, a los exportadores y a los terratenientes.

Mientras, la propiedad privada es intocable, en pocos meses le dieron al campo la eliminación de las retenciones, le dieron a los fondos buitres el pago total de sus bonos basura, y le dieron a las mineras la eliminación de todos los impuestos, pero los que sí son tocables y confiscables, son los derechos de los jubilados.

Badaro y Elliff hicieron historia, pero a pesar de ello, los posteriores jubilados de hoy y de mañana no ven al fondo del túnel la luz que sí visualiza la vice Michetti, a no ser que aquella luz sea la de un tren que se aproxima a toda velocidad para acabar con ellos.

Este bolonqui que se armó con la supuesta “reparación histórica” pasará a ser una nueva frustración, pero ¡¡¡ojo!!! que además ésta no les toca, para nada, a los más de 5 millones de jubilados con la mínima. Otro engaño adicional más del neoliberalismo atroz que está invadiendo al continente sudamericano. ¡¡¡Más que lamentable!!!

Por si algo faltara, aparece ¡oh, casualidad!  el “caso Jorge López”, un hecho rarísimo, teñido de sospechoso armado de inteligencia; no olvidarse que al detective Horacio Antonio Stiuso, Macri le devolvió la confianza. Lo de López, acto por supuesto más que repudiable, ayudó a aprobar esta execrable ley, arrastrando también a unos cuantos diputados y senadores traidores del FpV.

Para que exista un corrupto debe existir la contrapartida de un corruptor del lado empresarial, al que se debe también apuntar, descubrir y juzgar.

Mientras tanto los crédulos continúan esperando la llamada “pobreza 0”, escuchando las monsergas de Prat Gay: "El trabajo sucio ya está hecho", o las disculpas a sus majestades las empresas expoliadoras españolas y vuelven a dejar las alpargatas afuera (hoy ya desvencijadas), por si algún rey Baltasar tardío anda de ronda en motocicleta.


 Hasta la Próxima








1 comentario:

Fortu dijo...

EXCELENTE EDITORIAL, CLARA, PRECISA Y QUE ES UNA MUY BUENA OPORTUNIDAD PARA QUE, LOS QUE NO LO SABEN, CONOZCAN LA REALIODAD DE LA MALDITA LEY OMNIBUS QUE LO ÚNICO QUE VA A TRAER ES PERJUICIOS A LOS JUBILADOS. Saludos afectuosos a la Dirección DE PRIMERA PÁGINA, Sr. Miguel GERMINO.

HÉCTOR F. REBASTI