domingo, 15 de enero de 2017

EL ADIOS A LA PERLA DEL ONCE

El Barrio de Balvanera llora junto  al rock argentino

El cierre del bar "La Perla" de Once

 

 


                                    Una famosa cadena de pizzerías , "La Americana" adquirió el mítico inmueble del barrio de Balvanera y lo cerrará para realizar reformas, afirmando que respetará la estabilidad de todo su personal. 




Válvula también de escape frente a los condicionamientos de la dictadura militar, la fuerza de ese rock cantado en castellano provenía de representarnos cabalmente, era la expresión de una nueva vida urbana y de un nuevo sector generacional que aparecía.
                               En sus letras estaba, más que en ningún otro ritmo en esos años, la ciudad y su gente. A la imagen tan poética del sur capitalino, con su paredón y sus inundaciones en Homero Manzi, añadió acorde con los tiempos, al conurbano, a la industrial Avellaneda con sus obreros y sus fábricas o los sitios de Buenos Aires y sus alrededores para ir a recalar o "naufragar".
Hoy el llamado "rock nacional", "rock argentino", es una música de fusión de varios ritmos, completamente identificable como propia de las zonas urbanas del país. Es una síntesis del ritmo original con otras expresiones que, a juicio de los extranjeros, a veces suena a tango o a proyección folclórica.




 

                              Forma parte indisoluble de nuestro patrimonio histórico. Como él tiene sus mitos, sus ritos, la simbología que lo identifica.
También sus lugares paradigmáticos. En ese espacio imaginario está la "La Cueva" de la Avda. Pueyrredón o "La Perla del Once"
                              Dice la leyenda que en el baño de "La Perla" nació, de la mano de Ramsés-Nebbia (José A. Iglesias, alias Tanguito y Félix F. Nebbia), "La Balsa", tema emblemático del género por esos años. ¿Quién no ha escuchado acaso la frase de Javier Martínez (baterista del Grupo Manal): "En el baño de La Perla del Once compusiste La Balsa"?. Por esa razón, una fotografía de ese baño, ya remodelado, acompaña a estos textos.
                            Por otra parte, vale destacar que "La Perla del Once" fue un café de indudable identidad en el barrio, local a la antigua con madera y espejos en las paredes y constituyó por muchos años un lugar de encuentro. Su interior fue completamente remodelado. 


José Alberto Iglesias o Tanguito 





                            Nació en San Martín, ciudad ubicada al noroeste de la Ciudad de Buenos Aires, hijo del vendedor ambulante José Iglesias y Juana Correa, empleada de servicio doméstico. Tras abandonar el colegio secundario, cursó durante un breve periodo jardinería y paisajismo en la escuela del Jardín Botánico, pero a los quince años decidió dejar los estudios y dedicarse a la música.
                           A los 17 años, Iglesias actuaba en clubes de los barrios de Mataderos y Flores, interpretando canciones populares de rock and roll. En esa época, en esos locales se bailaba más que nada tango, pero él ganó fama como bailarín de rock.  






                              En 1963, como cantante de Los Dukes, hizo su debut discográfico con los temas "Decí por qué no querés", (de Palito Ortega y Dino Ramos) y "Mi Pancha", una composición suya, y en enero de 1964 apareció un nuevo sencillo del grupo: "Carnaval, carnaval" de Ball y Roger (en versión castellana con arreglos de Santos Lipesker) y "Maquillada" de Freddie Cora. 
                           Los Dukes llegaron a compartir escenario con Sandro y Los de Fuego, los Pick Ups y los Bobby Cats (cuyo cantante era Billy Bond). En otoño de ese mismo año, Horacio Martínez, mánager de Los Gatos, le propuso registrar un disco como solista para el sello RCA. Tanguito dejó a Los Dukes y comenzó a preparar material, pero el proyecto no se concre

En 1994, La Perla fue declarado sitio de interés cultural, mientras que en 2006 la Legislatura porteña lo destacó por ser la cuna del rock argentino.