lunes, 2 de enero de 2017

MILAGRO SALA



¡¡¡LIBERTAD A MILAGRO SALA!!!


Vale poner la cara y el cuerpo por las causas justas, y hoy la liberación de Milagro Sala es una asignatura pendiente, ya que es una presa política rehén del gobierno de Gerardo Morales, un patriarca que ocupa la gobernación de Jujuy y maneja una provincia como un feudo propio de la edad media.
Miembros históricos del Consejo Consultivo de la Comuna 5 reiteran una vez más el reclamo que es el clamor de las Naciones Unidas y la OEA.






1 comentario:

rtert ert dijo...

El silencio de los inocentes
La Organización Barrial Túpac Amaru es una agrupación política argentina principalmente de la provincia de Jujuy, estaba dirigida por Milagro Sala, con más de 150 000 afiliados que recibieron su conducción y apoyo desde la organización de copas de leche hasta la construcción de viviendas y el desarrollo de otras cooperativas de trabajo. De polideportivos con piletas, centros de salud, escuelas primarias y secundarias y un terciario. Con atención a los casos sociales, a las personas que tienen menos ingresos, ancianos, madres solteras, personas solas y enfermas, jóvenes desvinculados del sistema educacional, exreclusos, y otros. Pero desde el Estado democrático sigue siendo satirizada, agraviada y ultrajada; desde los comentarios que permite en los medios de comunicación: “Le robó a los pobres. Lo peor es haberles destruido la dignidad” .... Ojo por ojo y todo el mundo acabará ciego. Es algo monstruoso. Pero el monstruo es verídico porque es aceptado por el sentido común. La bestialización a la vez es funcional al deseo del sujeto hegemónico porque se erige como limpio y puro. ¿Qué pasaría si en vez de mirar al monstruo, el monstruo nos mirara?